sociedad

Facultad de Periodismo de La Plata elaboró un protocolo ante aumento de denuncias de acoso virtual

Por Agencia Télam

04-08-2020 08:45

Un protocolo para el tratamiento del acoso virtual en el contexto de aislamiento por la pandemia de coronavirus fue elaborado por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) ante el aumento de denuncias en el ámbito privado y en redes sociales, informó esa casa de estudios.

"Si te mandan fotos sexuales sin tu consentimiento es ciberviolencia; si divulgan información tuya es ciberviolencia; si viralizan imágenes que enviaste en la intimidad es ciberviolencia; si recibís hostigamiento en redes es ciberviolencia", detalla el protocolo de la Facultad de Periodismo platense.

El recursero también explica que el "sexting" es una práctica que también aumentó con el aislamiento y consiste en la práctica de recibir y enviar imágenes con contenido erótico y sexual "de forma consentida".

Para disminuir los riesgos de que las imágenes se viralicen, el protocolo aconseja "evitar que salga la cara, tatuajes o rasgos distintivos y utilizar aplicaciones que no permitan las capturas de pantalla", entre otros.

La secretaria de Género de la Facultad, Delfina García Larocca, explicó a Télam que "en esta ´nueva normalidad´ vemos una fuerte aparición de, no nuevos, pero si no tan institucionalizados tipos de violencia como el acoso virtual o la ciberviolencia".

"Armamos el recursero para dejar sentado que el protocolo es una herramienta que no sólo es aplicable en situaciones de violencia presenciales, sino también para las violencias que se ejercen en contextos virtuales", afirmó.

Recordó que "en esta pandemia, los crímenes que se han recrudecido exponencialmente son los femicidios y esto no fue un dato menor para quienes tenemos la responsabilidad de intervenir en situaciones de violencia de género".

"El aislamiento, por un lado, impide que muchas mujeres puedan separarse de sus agresores al no poder abandonar sus hogares pero también la vida social virtual facilita ciertas prácticas sexuales como por ejemplo el sexting en las que no está puesto el consentimiento como fundacional", explicó.

Remarcó que "en el protocolo también hacemos hincapié en la importancia del consentimiento a la hora del sexo virtual y arrojamos algunas claves para comprender -lo que en la virtualidad no aparece con tanta claridad- que el consentimiento tiene que ser fundacional en la sexualidad".

El recursero, al que se puede acceder a través del link https://perio.unlp.edu.ar/2020/06/07/generan-un-recursero-para-el-tratamiento-del-acoso-virtual/, incluye los números de ayuda telefónica y denuncia de casos de violencia de género. (Télam)