sociedad

Establecen por decreto cupo laboral para travestis, transexuales y transgénero en el Estado

Más detalles en la nota.

Por Agencia Télam

04-09-2020 02:45

El Gobierno estableció que al menos el uno por ciento de los cargos del ámbito público nacional deberán ser ocupados “por personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad necesarias”, lo que fue celebrado por activistas y funcionarias que dijeron que se trata de “un día histórico” y lo calificaron como un reconocimiento del Estado frente “a tantos años de exclusión, discriminación y persecución”.

La medida, que fue tomada mediante el Decreto 721/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial, establece que abarca a cualquiera de las modalidades de contratación vigentes en el Estado.

“Es un hecho histórico porque busca reparar esa desigualdad estructural que hemos vivido la población travesti trans a lo largo de los años y que nos ha excluido del ámbito laboral”, señaló a Télam Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad (MMGyD) e histórica activista trans.

Para Rueda, la nueva medida "garantiza oportunidades reales de acceso al empleo y a una integralidad de derechos como obra social y aportes jubilatorios que nos permiten hacer sustentables nuestras vidas y las de nuestras familias".

Además, sostuvo que permite "demostrar que tenemos una capacidad laboral acompañada por el Estado con formación en la terminalidad educativa y capacitación, a la vez que nos asegura que en el ámbito del empleo público no exista discriminación”.

En ese sentido, destacó que el decreto “prevé una fuerte capacitación y formación de las áreas donde vayan a ingresar las personas trans y travestis”.

Por su parte, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, dijo que “desde el Estado tenemos la obligación de generar las condiciones para garantizar el ejercicio pleno de derechos e igualdad de oportunidades. El Cupo Laboral Trans es un paso importante en ese camino”.

En comunicación con Radio Nacional, la ministra señaló que es importante que el Estado tenga una política activa en referencia a esta población porque “en pleno siglo XXI las personas travestis y trans todavía tienen una expectativa de vida de 40 años”.

Rueda indicó que, actualmente, “este uno por ciento del cupo representaría al menos unos 4 mil puestos laborales pero esto va ir cambiando a medida de que se vayan ampliando los puestos de trabajo de la administración pública nacional”.

El decreto precisa que la medida abarca a las personas travestis, transexuales y transgénero, “hayan o no efectuado la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen”, en tanto que para “garantizar la igualdad real de oportunidades, el requisito de terminalidad educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia". Por eso, contempla que se permitirá su ingreso con la "condición de cursar el o los niveles educativos faltantes y finalizarlos".

“Esta es una lucha que la venimos llevando hace muchos años, es una reivindicación de nuestros derechos humanos y a repensarnos por fuera de la prostitución, a creer que no tiene que ser ése nuestro destino”, señaló Daniela Ruiz, activista y directora de la Compañía 7 Colores Diversidad.

Visiblemente emocionada, Ruiz, que también es docente y capacitadora del Ministerio de Desarrollo Social, sostuvo que “hoy estamos más que felices, sabemos que vamos por el reconocimiento y la reparación, por nosotras, y por todas las hermanas que ya no están como Lohana Berkins y Diana Sacayán”.

Florencia Guimaraes, militante travesti y coordinadora del Centro de Día Travesti-Trans de la Casa de Lohana y Diana, calificó a su vez a la jornada de hoy como “un día histórico para nosotras pero también para toda la sociedad porque es un cambio de paradigma”.

Guimaraes aseguró que la medida es “un reconocimiento del Estado frente a tantos años de exclusión, discriminación y persecución; las personas travestis trans venimos gritando hace muchos años que queremos trabajar y salir de ese lugar donde nos metieron que es el sistema prostituyente; eso para nosotras no ha sido una elección sino una imposición, por eso el 90% de nosotras subsiste con la prostitución”.

La militante dijo que “esta es una conquista de todo el movimiento travesti trans pero en especial de dos compañeras: Lohana Berkins y Diana Sacayán”.

“Ya en el año 2000 Diana decía ‘necesitamos una ley de cupo laboral travesti trans, y todos decían que estaba delirando. Ella luchó muchísimo por eso hasta que en 2015, un mes antes de que la asesinaran, logramos una ley de cupo laboral travesti trans que llevó su nombre en la provincia de Buenos Aires”, recordó Guimaraes.

La militante calificó esa normativa provincial como “el primer gran paso para que hoy lleguemos a este cupo a nivel nacional, entonces hay que celebrar y que la memoria siga activa; ahora nos queda la tarea de luchar para que esto se cumpla en todos los espacios”.

Por otra parte, Rueda recordó que "el decreto es sólo una parte de una demanda más amplia que contempla más aspectos de la vida de las poblaciones travesti trans y que esperamos que se convierta en Ley".

En este sentido, Esteban Paulón, director ejecutivo de Políticas Públicas LGBT+ e integrante Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), celebró el decreto e indicó que “el acceso al empleo registrado es una de las estrategias indispensables para la inclusión y para garantizar mejores condiciones de vida y revertir los graves índices de expectativa de vida", pero sostuvo que “son muchas las deudas del Estado para con el colectivo trans”.

“El escaso cumplimiento del acceso a la salud integral es prueba de ello. De igual modo, el alto índice de abandono escolar de mujeres y varones trans requiere de medidas urgentes; también es indispensable garantizar la atención y acompañamiento de los dos extremos de la pirámide poblacional”, señaló Paulón.

Y concluyó que "por ello reiteramos la necesidad de aprobar la Ley Integral Trans que actualmente se debate en el Congreso Nacional, proyecto impulsado por la FALGBT y ATTTA que constituye una herramienta central para dar institucionalidad, estabilidad y profundidad a medidas para transformar de raíz la vida de las personas trans y sus familias".

(Télam)