sociedad

Entregan equipos para que el TA trabaje en recursos genéticos contra el coronavirus

Por Agencia Télam

16-07-2020 07:15

El ministerio de Ambiente entregó equipamiento de laboratorio para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (TA) de Castelar para que sus técnicos puedan elaborar proyectos e investigaciones orientadas a dar respuestas a la pandemia del coronavirus y para fortalecer los trabajos sobre recusos genéticos dentro del llamado "Protocolo de Nagoya".

El titular de la cartera ambiental, Juan Cabandie, y el de Agricultura, Luis Basterra, participaron de una reunión virtual con investigadores tanto del TA y de la UBA que trabajan en proyectos biológicos y genétivcos contra el virus Sars CoV-2.

Cabandié destacó que la puesta en marcha de estos proyecrtos que desarrollan investigadores del TA "demuestra “la capacidad de articulación desde el Estado nacional y el sistema de ciencia y tecnología para generar desarrollos que den respuestas a las necesidades de la población”.

"Estamos ante una gran oportunidad de visibilizar el valor de los recursos genéticos ante una situación donde los problemas son agudos”, enfatizó, en tanto, Basterra.

La presidenta del TA, Susana Mirassou, resaltó el valor de la biodiversidad "en función de las necesidades del país”.

La cartera de Ambiente coordina y financia un proyecto, en el ámbito del Protocolo de Nagoya, que es ejecutado por el equipo del CUTA para tratar y diagnosticar la diarrea por rotavirus, que es el principal agente viral responsable de la diarrea pediátrica en todo el mundo.

Esto es, a partir de los recursos genéticos (anticuerpos) de los guanacos y otros camélidos domésticos, como las llamas y las alpacas.

La iniciativa permite poner en valor la biodiversidad del país, la que es fuente de desarrollos importantes -farmacéuticos, cosméticos, de alimentos y bebidas-, y propiciar su conservación y uso sustentable.

La información generada por este proyecto, así como los beneficios que se puedan derivar de la utilización de los recursos genéticos, se compartirán con la provincia de Chubut, la que es origen del recurso.

El Protocolo de Nagoya es un acuerdo internacional sobre acceso a los recursos genéticos y la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de su utilización, que se inscribe bajo la órbita del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Fue adoptado en Nagoya (Japón), en la décima conferencia de las partes del Convenio de Diversidad Biológica. Argentina asumió el compromiso de cumplir con las obligaciones que se desprenden de dicho protocolo, tarea que implementa a través de su Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales.

(Télam)