sociedad

En la misa de Nochebuena, Francisco criticó la lógica de dar para tener

Por Agencia Télam

24-12-2019 06:45

El papa Francisco criticó hoy "la lógica de dar para tener", al celebrar en el Vaticano su séptima Misa de Nochebuena como pontífice en el inicio de las celebraciones por Navidad y Año Nuevo, que mañana incluirán un pedido por la paz para varios países del mundo, incluidos Siria y Venezuela.

"Mientras que aquí en la tierra todo parece responder a la lógica de dar para tener, Dios llega gratis", planteó el pontífice durante la homilía de este martes en la tradicional misa de la Basílica de San Pedro.

En un mensaje centrado en la "gratuidad" que para la tradición católica tiene la figura de Jesús, el pontífice evitó criticar el "consumismo" o la "voracidad humana", como sí había hecho en años anteriores.

"Acojamos el don que es Jesús, para luego transformarnos en don como Jesús. Convertirse en don es dar sentido a la vida y es la mejor manera de cambiar el mundo: cambiamos nosotros, cambia la Iglesia, cambia la historia cuando comenzamos a no querer cambiar a los otros, sino a nosotros mismos, haciendo de nuestra vida un don", afirmó en otro de los pasajes de su mensaje.

La celebración, como es costumbre, había iniciado con puntualidad a las 21.30 de Roma (17.30 de Argentina), con el canto del himno conocido como "Kalenda", que marca el anuncio de la Navidad.

"Jesús nos lo manifiesta esta noche. No cambió la historia constriñendo a alguien o a fuerza de palabras, sino con el don de su vida", recordó el Papa a los fieles que colmaron la nave central de la Basílica vaticana durante la también llamada "Misa del Gallo".

"No esperó a que fuéramos buenos para amarnos, sino que se

dio a nosotros gratuitamente. Tampoco nosotros podemos esperar que el prójimo cambie para hacerle el bien, que la Iglesia sea perfecta para amarla, que los demás nos tengan consideración para servirlos", planteó el Papa.

"Empecemos nosotros", convocó en esa dirección, acompañado por 40 cardenales, 25 obispos y más de 250 sacerdotes que concelebraron la misa con él.

Luego de la homilía, el Papa llevó una estatua del Niño Jesús en procesión al pesebre de la Basílica Vaticana, acompañado por 12 niños provenientes de diversos países del mundo, entre ellos Irak y Venezuela, quienes llevaron consigo sus homenajes florales.

Mañana, Jorge Bergoglio dirigirá su mensaje de Navidad, en el que repasará su preocupación por varios de los conflictos actuales en el mundo e impartirá la bendición "Urbi et Orbi" (a Roma y el mundo) desde el balcón de la Logia central de la Basílica. Según confirmó Télam, la península coreana, Tierra Santa, Siria y Venezuela estarán en la lista de pedidos de paz que hará el Papa.

Antes y después de la misa de este martes, las miles de personas que acudieron a la Basílica pudieron contemplar en el centro de la plaza de San Pedro el pesebre levantado delante del obelisco, realizado con madera proveniente de una tragedia climática: el temporal Vaia que azotó el noroeste italiano en 2018.

La semana próxima, en tanto, Francisco celebrará el martes 31 en la Basílica Vaticana las "Primeras Vísperas" desde las 17 horas de Roma. Al día siguiente, iniciará el año con la celebración de una misa, recordando la LIII Jornada Mundial de la Paz, también desde la Basílica de San Pedro.

(Télam)