sociedad

En cuatro años perdimos un 40% del presupuesto, dijo el titular de la Conae

Por Agencia Télam

20-07-2020 03:45

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) vio "disminuir un 40% su presupuesto en los últimos cuatro años" si se actualizan los montos destinados al organismo "por inflación y dólar", según su titular Raúl Kulichevsky, quien explicó que los proyectos en desarrollo más afectados fueron el satélite Sabia-Mar y el primer cohete lanzador argentino, Tronador III.

El funcionario explicó que "la política satelital de Argentina está expresada en el Plan Espacial Nacional" 2016/2027, cuya ejecución requiere "una revisión cada dos años para ver cómo se van cumpliendo los objetivos y si es necesario un cambio", pero como el Poder Ejecutivo no aprobó la presentada por el organismo en 2018, la última es de 2016.

"El plan espacial en definitiva está sujeto a la capacidad presupuestaria que le van asignando cada año a la Conae y eso a veces va sufriendo retrasos", dijo a Télam desde Cabo Cañaveral donde participa de la campaña de lanzamiento del satélite argentino de observación con microondas SAOCOM 1B prevista para fines de mes.

"De hecho, nuestro presupuesto disminuyó en los últimos 4 años un 40% actualizado por inflación y dólar: cuando hacés ese ajuste, perdimos un 40%", dijo.

Este recorte de recursos "no provocó tanta demora" en el desarrollo de satélite que se lanzará antes de fin de mes, pero sí en otros proyectos" como el Satélite Argentino Brasileño para Información del Mar (SABIA-Mar) y el lanzador Tronador 3, "porque la capacidad presupuestal estuvo enfocada en la Misión SAOCOM".

"Toda la administración pública siguió trabajando con el mismo presupuesto del año pasado en un año que ya venía difícil y cuyas condiciones económicas hay que ver ahora cómo evolucionan con la pandemia, pero creemos que vamos a tener apoyo del gobierno", dijo.

Kulichevsky explicó que "el próximo satélite a ser lanzado es el SABIA-Mar" que inicialmente había sido concebido como formando parte de una constelación argentino-brasileña de dos satélites por cada país, pero que "por ahora" se redujo a "un solo satélite del lado argentino".

Este satélite "brindará información importante para el proyecto Pampa Azul que agrupa a distintos organismos de ciencia y técnica y de la producción, asociados con el mar argentino y sus costas".

"Este satélite de observación no va tener instrumento de radar sino cámaras ópticas e infrarrojas capaces de detectar la pesca ilegal nocturna, por ejemplo", explicó Kulichevsky.

Los datos que recolectará el SABIA-Mar serán un recurso importante, además, para estudios del color del mar y posibilitarán el manejo más racional de los recursos pesqueros, al tiempo que contribuirá al estudio del fenómeno del cambio climático.

Con un costo de desarrollo de 150 millones de dólares, el lanzamiento del satélite SABIA-Mar está previsto para el año 2022, con un tiempo de vida útil de cinco años.

Pero "el proyecto más afectado por la falta de presupuesto" fue el de desarrollo de los lanzadores Tronador 2 y 3, "dos vehículos lanzadores muy parecidos" que son la continuidad del Tronador 1 que "quedó en prototipo y nunca fue totalmente operativo"

"Si tenemos recursos económicos se trabajará en paralelo en los dos proyectos -SABIA-Mar y Tronador, con la empresa Veng contratista principal, en las instalaciones distribuidas entre Córdoba y el centro espacial de Pipinas de la provincia de Buenos Aires", dijo. (Télam)