sociedad

Elevan a juicio causa por la muerte de un niño que se ahogó en una colonia

Por Agencia Télam

23-07-2020 04:15

La justicia de La Plata elevó a juicio la causa que investigó la muerte de un niño de 5 años en una pileta de una colonia de vacaciones de un colegio privado de la capital bonaerense, informó una fuente judicial.

Se trata del pequeño Lucas Lin, hallado muerto en una pileta el 5 de febrero de 2019, hecho por el cual unas 11 personas serán sometidas a juicio oral y público.

Una fuente judicial confirmó a Télam que el juez de Garantía Eduardo Silva Pelossi "hizo lugar al pedido de elevación a juicio solicitado por la fiscal penal de la causa, Cecilia Corfield".

La fiscal pidió que Carolina Muro y el guardavidas Martin Arguelles sean juzgados por el delito de abandono de persona seguida de muerte; el encargado de la colonia Marcos Echanis, el director de la colonia Osvaldo Ramos; la accionista Rosana Costa; la representante legal, Mónica Cauteruccio y el dueño de la escuela Rubén Monreal, y de manera subsidiaria Carolina Muro y Martin Arguelles por el delito de homicidio culposo.

Además, los empleados municipales Fernando Parodi, Myriam Salinas, María Tost Teruggi y Diego Deluca serán juzgados por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario publico y falsedad ideológica de documento publico, ambos en concurso real, por presuntas irregularidades en el otorgamiento de la habilitación municipal.

Según se investiga, el 11 de enero de 2019 esos cuatro funcionarios públicos concurrieron a la colonia del Colegio Lincoln -ubicado en las calles 518 entre 135 y 137- y, según el dictamen fiscal, "insertaron datos falsos toda vez que no se cumplían los requisitos mínimos establecidos en las ordenanzas municipales", para habilitar el lugar.

Semanas más tarde, el 5 de febrero, Lucas Lin concurrió a la pileta con un grupo de compañeros.

Según precisa la elevación a juicio, 17 niños de entre 5 y 6 años se encontraban realizando tareas recreativas en la pileta "cuyas medidas son: de largo 27.30 mts., de ancho 12.50 mts., cuyo nivel de agua en la zona baja llegaba a 0.94 mts. y en la parte profunda ascendía a 2.26 mts".

Los pequeños estaban "a cargo de una mujer, estudiante del Profesorado de Educación Física con el 23.33 por ciento de la carrera aprobada, Carolina Elvira Muro y bajo la responsabilidad contractual de un guardavidas, Martín Alejandro Argüelles".

"Dicho grupo permaneció en el agua aproximadamente 40 minutos, momento en el que, por haber finalizado el horario estipulado, salieron de la pileta y se dirigieron a los vestuarios, toda vez debían secarse, cambiarse y 16.30 debían encontrarse debajo de los árboles para la merienda".

"Lo hicieron los niños y niñas junto a la persona encargada del grupo -Muro-, quien junto al guardavidas -Argüelles-, abandonaron a su suerte a uno de los niños, Lucas Kevin Lin de tan solo 5 años de edad -de una talla de 1.12 mts. de altura- cuya adulta responsable conocía que no sabía nadar, por lo cual se encontraba imposibilitado de hacerse valer por sí mismo y por el que debían velar ambos sujetos", precisó.

Destaca la elevación que ambas personas ni siquiera advirtieron que "en la

vereda del lugar habían quedado -a simple vista- las ojotas tipo crocs y la

toalla del niño".

Relata que cuando los niños se estaban dirigiendo al lugar destinado a la merienda, ya pasada la hora 16.00 y luego de un lapso de tiempo que es probable precisar en no menos de quince minutos, Argüelles advierte el cuerpo -presuntamente ya sin vida- de Lucas Kevin Lin en el fondo de la pileta, aproximadamente en la mitad de ésta".

A pesar de practicársele las tareas de reanimación, el personal de ambulancia que acudió al lugar constató la muerte del niño por asfixia por inmersión. (Télam)