sociedad

El proyecto Saocom fue la base de los radares y satélites de telecomunicaciones argentinos

Por Agencia Télam

25-08-2020 03:30

Las tecnologías que hicieron posibles el desarrollo en Argentina de los radares que hoy controlan los aeropuertos, las fronteras y el clima de nuestro país, o los satélites de telecomunicaciones Arsat 1 y 2 fue impulsada por la misión Saocom.

El Saocom 1B, que será lanzado este viernes desde Cabo Cañaveral por la empresa estadounidense SpaceX, forma parte del Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (Siasge), un acuerdo entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y la agencia espacial italiana (ASI) rubricado en 2005.

El instrumento principal de los satélites Saocom es un radar en banda L, y su desarrollo en Argentina permitió dominar tecnologías que luego fueron aplicadas en los radares de control de tráfico aéreo, los militares y los meteorológicos construidos en el país por la empresa estatal rionegrina Invap y cuyo desarrollo comenzó en 2005.

Además, el desarrollo de la ingeniería para los satélites Saocom le facilitó a los técnicos de Invap conocimientos y experiencia aplicados en los satélites de telecomunicaciones Arsat-1 y Arsat-2 cuya construcción comenzó en 2010 y fueron lanzados en 2014 y 2015 respectivamente.

El gerente de Proyectos Satelitales de Conae, Fernando Hisas, afirmó en diálogo con Télam, que “no hay duda de que la información que generan las misiones satelitales son un aporte muy importante al desarrollo productivo del país, pero también hay que tener en cuenta el impacto que tiene en ese sentido el desarrollo tecnológico de las mismas”.

“El proyecto Saocom tuvo varias fases, la primera fue aprender a hacer un radar que es algo que en Argentina nunca habíamos hecho y menos de esta complejidad, ya estábamos nosotros en la fase siguiente cuando en el país se plantea la necesidad de radarizar los aeropuertos”, recordó.

El funcionario subrayó que “hoy hay 25 aeropuertos que tienen un radar diseñado y construido en Argentina por Invap, el contratista principal del Saocom, que también construyó radares más potentes y complejos que son los que vigilan la frontera norte del país y otros once radares meteorológicos”.

“Hubo un desarrollo de tecnología para una misión satelital que pudo ser aplicado en otro campo, y que permitió construir en Argentina herramientas importantísimas que de otra manera hubiesen tenido que ser compradas en el exterior con costos de millones de dólares, que no sólo hubiese sido más caro, sino que además no hubieses podido formar profesionales en el país y no hubieses desarrollado tecnologías que después se pueden aplicar en otros proyectos”, enfatizó.

“Los satélites Arsat fue posible hacerlos en el país porque ya habíamos desarrollado tecnologías satelitales para el proyecto Saocom”, agregó Hisas. (Télam)