sociedad

El hospital El Cruce creó un protocolo que permite a las personas una muerte digna y acompañada

Por Agencia Télam

04-09-2020 04:30

El Hospital Alta complejidad en Red El Cruce (HEC), de la localidad bonaerense de Florencia Varela, elaboró un protocolo de “Cuidados Humanizados”, que facilita las condiciones para hacer posible el acompañamiento familiar o red vincular afectiva a pacientes en situaciones críticas en contexto de pandemia por Covid-19.

Al presentar el protocolo el HEC considera que “humanizar la salud se ha convertido en una necesidad. Estas necesidades son reales, y cada vez más está apareciendo mayor evidencia científica sobre sus beneficios”, señalaron en un comunicado las autoridades del centro de salud.

Luego, destacaron que “humanizar los cuidados significa personalizar la atención, hacer sentir a la persona única, porque detrás de cada enfermedad hay una persona que está viviendo su experiencia, incluyendo los momentos finales” y señalaron que “el impacto de la humanización de los cuidados no tiene que ver con un área en concreto”.

De ahí la creación de este “Protocolo de Fin de Vida” en el marco de la pandemia de Covid-19, indicó el HEC, dirigido a “todos los pacientes y sus familias en situación de Fin de Vida”.

Su objetivo específico es facilitar las condiciones para hacer posible el acompañamiento familiar o red vincular afectiva a los pacientes con Covid-19 del hospital que se encuentren en situaciones críticas.

El protocolo especifica que se permitirán “visitas en áreas de cuidados intensivos del hospital El Cruce en situaciones de fin de la vida de pacientes en contexto de pandemia por Covid-19”.

También apuntó a la necesidad de “apoyar y sostener al personal de salud tratante de los pacientes en situaciones de final de la vida, mediante una red operativa y multidisciplinaria” y “brindar sostén emocional a los pacientes que atraviesan el período final de la vida y a sus familiares o referentes afectivos”.

El HEC destacó, en su comunicado, que el protocolo “implica cambiar el ADN de todo el sistema de atención del hospital El Cruce, revisar todos los procesos, reenfocar las necesidades de las personas, eliminar cualquier procedimiento o acción que no añada valor, mejorar la coordinación entre servicios y profesionales, romper con la burocratización y el verticalismo, quebrar la rigidez e inflexibilidad”.

La aplicación de este protocolo alcanza todos los trabajadores y trabajadoras del hospital y los responsables de monitorear su aplicación implicaría al equipo interdisciplinario de los servicios de enfermería, clínica médica, psicología, trabajo social, terapia intensiva, cardiología, pediatría, infraestructura y comunicación social. (Télam)