sociedad

El gobierno mendocino defendió la minera y destacó perspectivas por su posible reactivación

Por Agencia Télam

23-12-2019 03:00

El Gobierno de la provincia de Mendoza destacó que tras la reciente aprobación en la Legislatura local de las modificaciones a la Ley 7.722 (que regula la actividad minera en el distrito y ahora solo prohíbe la utilización de mercurio en la explotación minera), "quedó abierta la posibilidad de diversificar la matriz productiva".

"Se estima que la actividad pueda generar 17.550 puestos de trabajo durante la etapa de construcción de seis de los proyectos principales y otros 39.240 en la etapa productiva, entre mano de obra directa e indirecta (servicios)", indicó en un comunicado y aseverón que quedaron abiertas las puertas para dar inicio a 19 emprendimientos.

De esto modo, señaló la gobernación, "se posibilita no solo la diversificación de la matriz productiva, sino que además se reactivará una actividad que moverá en la provincia recursos por alrededor de u$s 349.234 millones (valor bruto del mineral), bajo estrictos controles que garantizan la protección del agua y del medio ambiente".

El cálculo fue hecho por la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros (Camem), tras realizar un informe acerca de los recursos que se podrán extraer.

Los proyectos que podrían avanzar a partir de la aprobación de las modificaciones legales son Sierra Pintada (uranio), San Jorge (cobre y oro), Don Sixto (oro, ubicada entre San Rafael y Malargüe), Paramillos (plomo, plata y zinc), Elisa (cobre), Hierro Indio (hierro) y Paramillos Sur (cobre).

Desde la Camem explicaron que en los primeros cinco años, y con siete minas en producción, podrían generarse u$s 1.215 millones, lo cual incluye consumos en bienes y servicios por u$s 456 millones y otros u$s 342 millones en producción, por el compre local.

En cuanto a la recaudación del Estado, la carga tributaria directa anual alcanzaría los u$s 114 millones, y si se consideran los encadenamientos productivos, la recaudación para la provincia sería de u$s 213 millones.

Durante la etapa productiva, en tanto, se necesitarán 9.810 personas, pero se calcula que por cada uno de ellos se generan más de tres puestos indirectos (29.430 empleos), con lo cual se llegaría a un total de 39.240 puestos de trabajo.

A los emprendimientos principales se añaden los de Papagallos (cobre y oro), Santa Clara (oro), y los proyectos cupríferos Barroso, Cerro Amarillo, Matancillas, Callejón Grande, El Seguro y Quebrada Amarilla.

Antes de entrar en producción, los nuevos proyectos generarían 32.450 puestos de trabajo de forma directa para la construcción de los emplazamientos, lo que daría lugar a 97.350 puestos de trabajo indirecto, o 129.800 empleos totales, completó la información oficial (Télam)