sociedad

El consejo pastoral de protección de menores celebró el vademécum elaborado por el Vaticano

Por Agencia Télam

28-07-2020 04:30

El coordinador del Consejo Pastoral de Protección de Menores y Obispo de San Francisco, Córdoba, Sergio Buenanueva, celebró hoy la elaboración del vademécum difundido por el Vaticano hace dos semanas en referencia a la actuación de la Iglesia en casos de abuso sexual por parte de miembros de la misma y aseguró que esa respuesta “es un gran aprendizaje”.

“Después de un momento inicial de incertidumbre, la Iglesia está entrando en velocidad crucero en su respuesta (ante los casos de abuso sexual cometidos por clérigos) que muestra que está creciendo, es un gran aprendizaje. Y es un aprendizaje desde el Papa (Francisco) hasta la última comisión que se está formando en cualquier diócesis del mundo que enfrente este tema o en personas que se sienten involucradas”, precisó el sacerdote en un encuentro virtual que brindó el Consejo Pastoral.

“En esta materia tan delicada, esta respuesta que la Iglesia está aprendiendo a dar apunta a más rostros laicales, más rostros femeninos, y eso es buenísimo dentro de esta problemática”, aseguró Buenanueva y remarcó que “muchos cristianos bautizados están sintiéndose involucrados en este aprendizaje que la Iglesia está aprendiendo a dar a la problemática de los abusos”.

El sacerdote consideró que el vademécum “es un paso más, uno muy importante” y que “contar con un manual que clarifica el itinerario a recorrer para responder a presuntos abusos es muy importante” y remarcó que “hace 50 o 60 años cuando hace explosión el problema de los abusos, uno de los factores determinantes para que esta crisis tomara las dimensiones que tiene, fue que los obispos y superiores no estaban convencidos del itinerario que la misma Iglesia les imponía, la Iglesia ha tenido que aprender a clarificar sus normas”.

El Vademécum de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) surgió como una demanda del último Encuentro de Presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo sobre la Protección de los Menores en la Iglesia.

Allí también se aclaró que el mismo iba a ser actualizado periódicamente en función de los cambios de la legislación vigente o de la práctica de la congregación.

“Sólo un conocimiento profundo de la ley y de su espíritu -dice el texto- podrá dar el debido servicio a la verdad y a la justicia, que se debe buscar con particular atención en la materia de delicta graviora (delitos más graves) por razón de las profundas heridas que infligen a la comunión eclesial”.

El documento es “un texto universal de la Iglesia” de más de 30 páginas, dividas en nueve capítulos y 164 artículos, pero “no es un documento normativo”, aclaró Mauricio Landra exdecano de la facultad de derecho canónico de la Universidad Católica Argentina (UCA).

“Es un manual para tratar de modo homogéneo esta problemática eclesiástica, ayuda para seguir profundizando en el tema y cicatrizar las profundas heridas que producen estos actos no solo en personas físicas sino en la misma Iglesia, que se siente herida y está llamada a cicatrizar”.

Entre los puntos más importantes del documento, establece una organización a la hora de actuar en casos de abusos sexuales por parte de religiosos y pide no desechar las denuncias anónimas de posible pederastía, y aplicar la "no culpabilidad" en lugar de la "inocencia" cuando haya dudas.

(Télam)