sociedad

Docentes de San Juan destacaron el aporte creativo de los maestros para educar por internet

Por Agencia Télam

10-09-2020 06:00

La experiencia de la educación a distancia que se realizó en forma obligatoria en los últimos cinco meses por la pandemia de coronavirus fue calificada por dos docentes sanjuaninos como "angustiante y triste a veces", aunque destacaron el "aporte creativo" de los educadores para transmitir contenidos.

Frente a la obligación de elaborar guias de estudio y explicar los contenidos por internét, el profesor Gabriel Funes que dicta la materia "Educación Agropecuaria" en la escuela Estalislao Soler del barrio Los Tamarindos de la localidad sanjuanina de Chimbas, señaló a Télam que "es una metodología que ha necesitado una aportación creativa de los docentes, para poder ser transmitida a través de salas de chat, conferencias y videollamadas".

"Mi materia tiene mucho de práctica y hubo que desarrollar herramientas para generar interés y motivación en el alumno", añadió.

Y, explicó que en el día de enseñanza "les doy el soporte teórico por videos y las explicaciones por conferencias y luego desarrollando practicas pequeñas que puedan hacer en su casa".

Explicó que "lo mas difícil es reforzar el vínculo entre los compañeros y el docente, lidiando con los problemas de conectividad" y reclamó que "tanto en lo profesional como salarialmente, no nos reconocen a los docentes el esfuerzo y los gastos que realizamos, trabajado muchas más horas que con el sistema presencial".

Por su parte, Mariza Martínez, docente sexto grado primaria de la escuela Presidente Avellaneda de Chimbas, dijo que "la pandemia nos obligó a hacer un aprendizaje diario para el docente, el alumno y la familia, que es trabajar y aprender en casa".

Indicó que para el docente, "lo mas complejo es trabajar desde lo emocional y generar la empatía del docente con el alumno, partiendo de saber con qué cuenta cada familia en su hogar".

En casa "yo tengo mi rinconcito desde donde trabajo con video-llamadas, que es el vínculo que tengo con los alumnos en días y horarios establecidos con grupos de alumnos", añadió

Aseguró que "es una situación que a veces se torna triste por la dificultad de saber cómo está el alumno, saber si está aprendiendo, si le va a costar, más con los alumnos que ya sabemos que el docente tiene que estar con él".

La maestra sintetizó sus sentimientos como de "tristeza y angustia por saber si el alumno que sabemos que necesita mas apoyo, entendió la propuesta y aprendió el contenido", al punto de que "a veces cuesta conciliar el sueño por la noche debido a esa situación". (Télam)