sociedad

Dictan prisión en suspenso a una joven por intentar sustraer 35 chocolates y violar el aislamiento

Por Agencia Télam

29-10-2020 03:45

Una joven fue condenada hoy a seis meses de prisión en suspenso por intentar sustraer de un supermercado del barrio porteño de Recoleta 35 barras de chocolate que había escondido debajo de su vestimenta, informaron fuentes judiciales.

La pena, al término de un juicio abreviado en el que E.S.C. (se reservó la identidad porque el fallo puede ser apelado) reconoció su responsabilidad penal, la impuso el Tribunal Oral en lo Criminal Veintidos (TOC 22) que consideró que la tentativa de hurto estuvo agravada por violación de las normas sanitarias tendientes a prevenir la propagación de la pandemia de Covid-19.

El hecho que originó la causa penal ocurrió el mediodía del 16 de agosto último cuando E.S.C., de 22 años, junto a un hombre no identificado, intentó apoderarse de 35 barras de chocolate marca Milka que se encontraban exhibidos para la venta en el interior de un supermercado de la calle Peña 3.050, de esta ciudad.

Las golosinas, que minutos antes habían sido cargadas en un carro del supermercado, fueron guardadas por la mujer entre sus ropas, mientras su cómplice hacía de “campana” para que la maniobra no fuera detectada por otros presentes.

Sin embargo, según constancias del sumario, “la situación fue visualizada desde las cámaras de seguridad” por un empleado del comercio, que interceptó a la joven impidiéndole que se retirara sin exhibir sus pertenencias.

Entonces, E.S.C. entregó la mercadería, valuada en casi 11.000 pesos, pero fue aprehendida por efectivos policiales, también por hallarse en la vía pública sin un permiso que le permitiera circular para desarrollar alguna de las actividades exceptuadas, tras el dictado del DNU 297/2020 del Poder Ejecutivo Nacional, sobre el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) para mitigar el contagio y propagación del coronavirus.

El juez Sergio Paduczack consideró que los elementos de prueba era suficientes para imponer la pena “en suspenso, en atención a la falta de antecedentes condenatorios” y, como accesoria, la obligó a fijar domicilio y someterse al control judicial. (Télam)