sociedad

Destacan la importancia de experiencia agroecológica urbana para visibilizar prácticas campesinas

Por Agencia Télam

26-09-2020 04:00

El referente de la cooperativa Pueblo a Pueblo del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE Rural), Lucas Pinto, aseguró que "la experiencia agroecológica urbana es importante" porque no sólo "visibiliza las prácticas campesinas" sino que permite que "la disputa contra el modelo del agronegocio se dé también en las ciudades".

Conformada por familias campesinas de diferentes provincias, la cooperativa tiene por objetivo la venta por canales "alternativos" y bajo los parámetros del "comercio justo", de alimentos cultivados según técnicas ancestrales y cuidadosas de la naturaleza, como "paso previo a la transición agroecológica"

"Estamos entregando en Córdoba, Buenos Aires, todo el AMBA, Capital Federal y Rosario bolsones de frutas, hortalizas y pesados, pero también productos con valor agregado como miel, yerba, quesos y mermeladas", dijo Pinto durante su participación en el encuentro "La agroecología urbana ya está entre nosotres" organizada por la Coordinadora "La ciudad somos quienes la habitamos".

"Llegamos a más de 10 mil hogares y solo en el AMBA comercializamos seis toneladas de alimentos por semana", agregó.

Pinto consideró que el principal escollo para la adopción de un modelo agroecológico de producción de alimentos que reemplace al del agronegocio, es la falta de "acceso a la tierra" que también es un problema en las ciudades.

"Por eso buscamos sensibilizar a los consumidores urbanos y acercar las inquietudes de unos y otros porque hoy la disputa central tanto de la agroecología emergente como la agroecología urbana, es por el territorio", dijo.

En ese sentido, Pinto recordó que "en el MTE más del 60% de las familias alquila la tierra", y en lo inmediato "necesitamos una ley de alquileres justa que reconozca todo el valor agregado que los productores dejan en la tierra" cuando la trabajan.

"Es fundamental discutir el uso del suelo de las ciudades", donde vive "el 90% de la población", para que "no sean parásitos que generen contaminación", pero también hay que repensar su crecimiento descontrolado, que genera "sobrepoblamiento de algunas zonas y desertificación de otras", evaluó.

El referente de la cooperativo señaló que "discutir todo un proyecto nacional de reforma agraria integral, que implica necesariamente una reforma urbana también; para repensar el campo hay que repensar las ciudades".

"Muchos de nuestros campesinos fueron expulsadas del campo por el avance de la frontera agrícola y recalaron en zonas metropolitanas urbanas, de donde luego son expulsados por la falta de trabajo y la violencia para volver al campo: hay un proceso muy dinámico y las fronteras son cada vez más tenues", concluyó.

Para Pinto, "es central buscar otras formas de cooperación campo/ciudad que permitan que los productores ganen más, sean reconocidos por su trabajo y que los consumidores urbanos paguen menos por productos más sanos". (Télam)