sociedad

Cuarentena quirúrgica en Ciudad: salidas con chicos todo el fin de semana y deportes al aire libre

Por Agencia Télam

05-06-2020 02:45

La Ciudad de Buenos Aires permitirá durante todo este fin de semana las salidas recreativas de niños y niñas, acompañados por un adulto, en tanto que desde el lunes posibilitará los deportes al aire libre "sin tapaboca" y la apertura de locales barriales de ropa y calzado como parte de las medidas de la nueva fase de cuarentena "quirúrgica" por el coronavirus, que a futuro podría contemplar el permiso para que puedan funcionar las peluquerías.

El nuevo esquema del aislamiento social, que se extenderá hasta el 28 de junio, de acuerdo al anuncio efectuado anoche por el presidente Alberto Fernández, fue detallado hoy por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una conferencia de prensa que ofreció en la sede del Ejecutivo junto a parte de su gabinete.

"Planteamos en esta etapa de la cuarentena, a la que podemos llamar quirúrgica o protocolizada, contemplar el bienestar integral de las personas. Y nos focalizarnos en dos principios rectores: restringir al máximo las concentraciones de gente y sumar actividades con estrictos protocolos", señaló Rodríguez Larreta al iniciar la rueda de prensa.

Puntualmente, entre las medidas que forman parte de la nueva etapa de flexibilización sobresale una que comenzará a regir este fin de semana y que tiene que ver con las salidas recreativas con los niños, niñas y adolescentes hasta 15 años, acompañados por algunos de sus progenitores.

Desde mañana, los paseos se podrán realizar ambos días del fin de semana -sin la restricción que existía del DNI de los adultos-, de 8 a 20, con una duración máxima de una hora y dentro de los 500 metros del domicilio de residencia.

Respecto de los permisos para la actividad deportiva, se podrá desde el lunes 8 de junio salir a correr, caminar, andar en bicicleta y "rollers", entre las 20 y las 8, no más de dos personas juntas, con un distanciamiento mínimo de dos metros.

El el uso del tapaboca será recomendado solo para las actividades "suaves y poco aeróbicas" mientras que no será obligatorio para las más intensivas.

Los locales de ropa y calzado situados en barrios podrán reabrir sus puertas desde el lunes con un "estricto protocolo" de atención a los clientes y con el mismo sistema que mantienen los comercios no esenciales.

"En zonas de barrio permitidas, atenderán según el número de documento, los días pares quienes tengan DNI par y los días impares quienes tengan DNI impar. Y abrirán al público a partir de las 11, con medidas de higiene y distanciamiento", señalaron desde el Gobierno porteño.

Además, no estará permitido el ingreso de los clientes a la zona de probadores; al tiempo que "el traslado de los empleados de esos comercios será responsabilidad del empleador" ya que "no se podrá usar el transporte público interurbano, reservado para trabajadores de áreas esenciales".

Por último, en cuanto a los servicios de culto, se permitirá que los ministros religiosos que no viven en sus templos, puedan concurrir a realizar su celebración litúrgica online vía streaming, sin público.

A futuro, el Gabinete de ministros trabaja en nuevos protocolos que permitan la reapertura de más actividades, entre ellas las peluquerías, las que permanecen cerradas desde el 20 de marzo y nuclean a cerca de 15.000 trabajadores, pero su actividad genera dudas en el marco de la pandemia porque supone un estrecho contacto entre el profesional y los clientes.

El documento se trabaja con la Confederación Argentina de Peluqueros que ya hizo su presentación del protocolo en distintos distritos del país, algunos de los cuales permitieron la reapertura de ese rubro con una modalidad que contempla que los clientes pidan turno antes e ingresen a los locales con medidas de desinfección previas estrictas.

Por otra parte, las cámaras que agrupan a locales de gastronomía -como restaurantes, bares, pizzerías y comidas rápidas- confeccionaron un protocolo que está en estudio en el ministerio de Salud porteño que prevé, por ejemplo, que en el salón para los comensales, las mesas estén a dos metros de distancia y puedan ser usadas por hasta cuatro personas.

También que haya dispensadores de alcohol en gel en los distintos espacios del local, como los baños, la cocina y el salón; y también se estipula la limpieza de las instalaciones entre los turnos de atención.

Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés, afirmó a Télam que "hay ganas de abrir los locales, pero si no hay clientes en la calle va a ser difícil", no obstante dijo entender que "la gente tiene miedo y resguardo" frente a la pandemia. (Télam)