sociedad

Covid-19: con la experiencia de la fiebre hemorrágica, probar administrar plasma de convaleciente

Por Agencia Télam

13-05-2020 02:45

Por el Dr. Oscar Torres, médico especialista en hemoterapia e inmunohematología y presidente de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular.


El 17 de abril el Ministerio de Salud de la Nación dictó una resolución sobre el "Plan estratégico para regular el uso de plasma de pacientes recuperados del Covid-19 con fines terapéuticos", con el propósito de normatizar la utilización de este hemocomponente.

Hasta la fecha, no se ha demostrado fehacientemente la eficacia de algún tratamiento específico para la infección por SARS-CoV-2, salvo el soporte clínico, la hidroxicloroquina y los antiretrovirales, entre otros.

Hay publicaciones que indican el uso de plasma convaleciente para la terapia de pacientes con COVID-19 en China durante el brote actual. Aunque hay pocos detalles disponibles, la información sugiere que la administración de plasma de convaleciente reduce la carga viral y es segura. Por lo tanto, podría valer la pena probar la eficacia y la seguridad de esta alternativa terapéutica

Por lo tanto, podría evaluarse si el tratamiento para COVID-19 podría ser más efectivo al administrar el plasma de convaleciente. A este respecto, merece destacarse la eficacia de un tratamiento precoz con plasma inmune que se realiza en Argentina para el tratamiento de la Fiebre Hemorrágica Argentina desde la década del ´70.

Por este motivo, la Dirección de Sangre y Medicina Transfusional puso en marcha el Plan mencionado para el uso del Plasma de Convaleciente de COVID-19. Participan de su elaboración el Hospital Garrahan, el Instituto Maiztegui, ANLIS Malbrán, el Instituto de Microbiología y Parasitología Médica-Facultad de Medicina-UBA, la Asociación de Hemoterapia e Inmunohematología, la Sociedad de Terapia Intensiva y la Sociedad de Infectología. Este proyecto debe ser considerado como guía para las Instituciones motivadas en participar en este tratamiento. Con esa finalidad se pondrá a disposición el Protocolo y se creará un Registro Único de Ensayos Clínicos que le permita al Ministerio conocer la totalidad de los ensayos que lo adopten (tanto en el subsector estatal como privado) para así poder compartir resultados.

Condiciones para ser donante de plasma convaleciente

1. Diagnóstico previo de COVID-19 confirmado y documentado.

2. Pacientes sintomáticos: resolución completa de los síntomas, al menos 14 días previos a la donación con 1 o 2 pruebas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) negativas.

3. Las personas asintomáticas con prueba confirmada de COVID-19 en aislamiento preventivo, luego de 14 días de aislamiento.

4. Las donantes femeninas deben carecer de antecedentes gestacionales o abortos.

5. El donante deberá cumplir con los mismos criterios selección exigidos a todos los donantes de sangre, y se les realizarán las mismas pruebas obligatorias para las infecciones que se trasmiten por transfusión y además, se investigará si tiene anticuerpos contra el COVID-19.

Obtención de plasma de convaleciente

1. La donación de plasma se realiza a través de un procedimiento de aféresis, durante el cual, se extrae sangre del donante, el equipo colecta el plasma, y el resto de los componentes de la sangre son devueltos al donante.

2. En cada procedimiento, no se extraen más de 600 ml de plasma, el que se congelada entre -18 y -25°C.

Solo los pacientes con COVID-19 confirmados mediante prueba de biología molecular pueden ser tratados con este plasma, según los criterios clínicos y de laboratorio que presenten, en el marco de un protocolo de tratamiento experimental.

Dado que hasta el momento no hay terapéutica específica aprobada para esta enfermedad, es necesario que cada paciente firme la autorización (Consentimiento Informado), en el cual se le aclara expresamente al paciente, que la transfusión de plasma de convaleciente es un tratamiento experimental, no exento de riesgos.

Por lo tanto, sería deseable que los pacientes que se curaron, donen voluntariamente su plasma para tratar a los pacientes enfermos por COVID-19. (Télam)