sociedad

Construyen corredores verdes y conciencia comunal para preservar el ambiente en San Luis

Por Agencia Télam

23-08-2020 12:45

El Plan Forestal "Más árboles, más vida", que desarrolla la Secretaría de Medio Ambiente y Parques de la provincia de San Luis, propone un trabajo "integral" de forestación con la construcción de corredores verdes, entre localidades del interior provincial.

La idea, es contar "con árboles vivos" de especies "nativas y exóticas" y crear una "conciencia ambiental que nos permita asumir el cuidado de nuestra única casa", dijo hoy a Télam la jefa del Subprograma Saneamiento Ambiental, Yvonne Scarpati, responsable del equipo interinstitucional que convoca el proyecto.

La ingeniera forestal sostiene que el plan tiene como antecedente "30 años de apuestas" a la forestación y que desde "esa cultura arraigada hemos ido aprendiendo, madurando y mejorando para llegar a este plan, que consideramos de diseño completo a favor del medio ambiente".

La propuesta, contempla "la plantación de un 50 por ciento de especies nativas y otro 50 por ciento de exóticas", a lo largo de 127 kilómetros de corredores verdes diseñados con "valor escénico" en un número de 50 mil ejemplares, "intercalados" que además incluyen al "bosque nativo y su tratamiento".

Cuando dice "completo", la funcionaria explica que se ha trabajado de manera interinstitucional para interesar a las diferentes comunas para que, a través de sus recursos humanos, cuiden y monitoreen el crecimiento de los "árboles vivos" que se necesitan "para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la casa común".

"La intención –aclara- es que quienes vivan cerca de los corredores sean quienes los cuiden, a partir de concientizarnos sobre la necesidad de disponer de aire puro y todos los servicios que presta un árbol como por ejemplo, ser fuente de los principios activos de las medicinas".

Por ello, la secretaría organizó la plantación con ayuda de Vialidad Provincial, el plan de Inclusión Social, San Luis Solidario y el Ente de Control de rutas en una logística, monitoreada por el equipo de técnicos gubernamentales, que participan en la tarea.

El diseño incluyó un trabajo previo con estudios de mapas satelitales, para definir las características del suelo, el clima y definir el abanico de especies adecuadas que se plantan en tramos de 5 kilómetros de extensión.

Para llevarlo adelante cuentan con "91 mil plantines de 26 distintas especies nativas, cultivadas en dos viveros provinciales", un banco de semillas, que les permite recuperar el perfil territorial con "un diseño paisajístico" con la presencia de algarrobos, espinillo y chañar, entre otros árboles.

El aporte de Vialidad provincial en la apertura de caminos y zanjas de ensanche les ha posibilitado levantar "las copas de los árboles del bosque nativo, retirar el material combustible y de esta manera ponerlos a salvo de los episodios de incendio", además de "erradicar basurales" y convertir esos espacios en corredores verdes.

En la primera etapa, el Gobierno provincial seleccionó el tramo que une las localidades de La Toma y Juan Llerena, donde, respetando los protocolos de pandemia, en grupos de dos personas, ya plantaron, aproximadamente "5.500 ejemplares" sobre una ruta que prevé la forestación con 10.000 árboles de las especies aguaribay, eucalyptus cinérea y fresnos, entre otros.

La ejecución de tareas está pensada para 5 meses de trabajo que incluye el marcado del territorio, la medición de distancias, los anchos de las picadas, el desmalezado, la identificación de "interferencias" como "caños de gas, tendidos de fibra óptica o el cableado aéreo" y finalmente la siembra de los árboles.

Scarpati se entusiasma cuando recrea el plan y cuenta que entre los primeros frutos de la conciencia comunal, que tienen por objetivo crear, está el diseño de las cortinas forestales para las localidades ventosas a cargo "de las promociones escolares", para interesar a niños y jóvenes como "protagonistas" activos del cuidado del medioambiente.

"Esta pandemia nos dejará varias lecciones", reflexiona y aspira a que una de ella sea "la necesidad de conservar la calidad del aire, evitar la contaminación y el consumo innecesario que nos ha llevado a este estado de liquidación medioambiental". (Télam)