sociedad

Confirman cautelar que obliga a la Ciudad a cubrir las necesidades nutricionales de un hombre

Por Agencia Télam

21-09-2020 04:30

La Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires confirmó una medida cautelar que obliga al Gobierno local a otorgar una suma mensual para que un hombre con problemas de salud que intentó suicidarse dos veces cubra sus necesidades alimentarias, dijeron hoy fuentes judiciales.

Los informantes indicaron que la resolución, dictada por la Sala III de la Cámara a favor de D.E.M., fue “por mayoría”, ya que la magistrada Gabriela Seijas formuló su disidencia con el voto que prevaleció, firmado por Esteban Centanaro y Hugo Zuleta.

El tribunal se expidió luego que el Gobierno porteño apelara la medida provisoria que la jueza Andrea Danas dictó basada en un informe nutricional sobre D.E.M.

Cuando presentó al acción de amparo D.E.M. ya cobraba un subsidio alimentario, el programa “Ciudadanía Porteña con todo Derecho”, pero sostuvo que era insuficiente para atender su alimentación, según las prescripciones médicas, y pidió que se incrementaría el monto de la asistencia, entonces de 2.700 pesos.

Se ponderó, también, que D.E.M. “padecía problemas de salud mental y que había sido internado por dos intentos de suicidio”, por lo que realizaba tratamiento psiquiátrico en el Hospital General de Agudos José María Penna, de esta ciudad.

Según constancias de la causa D.E.M., quien padece colon irritable y pólipos intestinales, tiene pautada una cirugía que está suspendida por las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuestas tras la declaración de emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

“Del informe nutricional acompañado se desprende que D.E:M. requiere de una dieta específica para su patología intestinal” y “si bien en varias oportunidades asistió a un comedor comunitario donde le proveen el almuerzo, esto le genera trastornos digestivos ya que los alimentos no son los indicados”, evaluaron los jueces.

La camarista Seijas sostuvo, en cambio, que D.E.M., de 57 años, quien vive en un departamento en el bario Nueva Pompeya, de esta Capital, no había demostrado encuadrar en los casos para pedir la medida cautelar y que el GCBA acreditó en el expediente haberle entregado alimentos y elementos de limpieza. (Télam)