sociedad

Condenan a indemnizar a hermanas por el daño moral y psicológico causado por el incendio de Cromañón

Por Agencia Télam

30-07-2020 06:45

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) y el Estado Nacional fueron condenados hoy a indemnizar a dos hermanas por el daño psicológico y moral que les causó el incendio de la discoteca República Cromañón, registrado hace más de 15 años en esta capital, que provocó 194 muertos y centenares de heridos, informaron fuentes de Tribunales.

El fallo de la Sala IV de la Cámara Contencioso Administrativo Federal, también dirigido contra las ex funcionarias del GCBA Fabiana Fizbin y Ana María Fernández, fue dictado a favor de Marina y Paula Lucila Canzonieri, menores de edad cuando se produjo el incendio del local, ubicado en Bartolomé Mitre al 3000. en el barrio porteño de Once, el 30 de diciembre de 2004.

La Sala IV de la Cámara incrementó la suma que se había otorgado en primera instancia y la fijó para cada una de las hermanas la suma de 380.000 pesos (que mandó actualizar con la tasa pasiva del Banco Central desde la fecha del hecho) en concepto de daño moral y psicológico y sus tratamientos.

“En el caso, y sin perjuicio de la índole dolosa o culposa de los delitos por los cuales fueron condenados los funcionarios públicos en sede penal, se ha demostrado que concurren individualmente los presupuestos de responsabilidad con relación al GCBA y el Estado Nacional, pues se verificaron omisiones imputables a ambos niveles de gobierno”, sostuvo el tribunal.

Según las pericias las hermanas padecieron un “trastorno adaptativo por estrés postraumático F43.1 crónico” con “una reacción vivencial anormal neurótica con manifestación depresiva grado III” y que, “como consecuencia del hecho dañoso” un “daño psíquico del 20 por ciento”.

Los exámenes médicos indicaron que ambas hermanas resultaron afectadas y con secuelas traumáticas permanentes por haber estado a punto de morir y haber vistos tantas personas fallecidas, y desbordadas por esas vivencias a partir del incendio.

Las demandantes habían recibido un subsidio hasta 2017, pero los camaristas Marcelo Duffy, Jorge Morán y Rogelio Vincenti consideraron que se trataba de una “suma graciable” que carecía de naturaleza indemnizatoria.

Como en otros casos de demandas promovidas por damnificados o parientes de víctimas del incendio de República Cromañón, las costas del juicio fueron impuestas a los codemandados. (Télam)