sociedad

Con protocolos, reabrieron las salas de juego del Casino Flotante y el Hipódromo de Palermo

Por Agencia Télam

16-11-2020 04:15

Las salas de juego del Casino Flotante de Puerto Madero y del Hipódromo de Palermo, que permanecían cerradas desde marzo por la pandemia del coronavirus, reabrieron hoy con protocolos que incluyen un aforo del 30% de la capacidad total de cada lugar, el uso de tapabocas y la firma de una declaración jurada de parte de los asistentes.

Lotería de la Ciudad (Lotba) confirmó la medida , a través de un comunicado, en el que precisó que desde hoy entra en vigencia una "reapertura limitada" de ambas salas de juego "en concordancia con los protocolos de higiene y seguridad establecidos por el Ministerio de Salud porteño".

El organismo señaló que la medida "constituye una tercera etapa de aperturas graduales del juego en la Ciudad, ya que en el mes de mayo se había autorizado la apertura de las agencias de quiniela y en agosto, la actividad hípica, siempre en estricto cumplimiento de los protocolos establecidos".

La vuelta a la actividad implica el cumplimiento por parte de los operadores de los dos sitios de "los compromisos tendientes a gestionar de manera adecuada los espacios físicos, con el objeto de minimizar los riesgos generales respecto de empleados, proveedores y usuarios que accedan a las salas".

Por ello, se dispuso que en los casos en los que las salas admitan ventilación natural el coeficiente de ocupación del aforo será de un máximo del 30% en relación a la capacidad máxima habilitada; al tiempo que si el lugar no tiene circulación de aire, entonces el acceso deberá restringirse al 20%.

Además, cada dos horas se deberán desalojar las salas para proceder a la limpieza y desinfecciones pertinentes; en tanto que durante la permanencia en los espacios de juegos no se podrá beber, comer ni fumar y se deberá utilizar en todo momento tapabocas, a la vez que habrá que respetar una distancia social mínima de 2 metros.

En cuanto a la asistencia del público, Lotba informó que "todos los usuarios deberán presentar una declaración jurada al momento de ingresar. Una vez en las salas, deberán pasar por un sector donde se les controlará la temperatura corporal". (Télam)