sociedad

Con el aporte de UNLP y asociaciones civiles se construyó escuela en el partido bonaerense de Moreno

Por Agencia Télam

06-08-2020 12:15

La Clínica Jurídica en Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y las asociaciones civiles El Arca y Por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) trabajaron en conjunto para construir la Escuela Nº 84 en el partido bonaerense de Moreno, que estará lista para recibir alumnos cuando se reanuden las clases presenciales.

El flamante edificio situado en en el barrio Los Hornos, de la localidad de Cuartel V, cuenta con una extensión de más de 2.000 metros cuadrados, e incluye más de diez aulas, todos los servicios de electricidad, gas, agua potable, una cocina y comedor, biblioteca y espacio recreativo, entre otras comodidades.

La escuela se edificó tras intensas gestiones realizada a partir de 2017 por la Clínica de la UNLP que promovió, en un trabajo conjunto con las asociaciones civiles, una demanda judicial en representación de la población de ese barrio, ya que algunas familias debían recorrer hasta ocho kilómetros para llegar a un colegio y por ese motivo muchos alumnos terminaban por abandonar sus estudios.

Sobre el proyecto, el Director de la Clínica de Derechos Humanos, José María Martocci, explicó que “más de 100 niños no acudían a la escuela. Con el tiempo vimos que la demanda escolar era mucho mayor que esos 100 casos que teníamos registrados".

"A partir de esto, se generó una mesa de trabajo con las autoridades municipales y provinciales donde quedó claro que niños y niñas no accedían a un derecho fundamental como la educación, que es un deber del Estado asegurar", afirmó el directivo.

Y aclaró: "En primer lugar habíamos impulsado reclamos a la gobernadora María Eugenia Vidal, al Municipio y al defensor del pueblo, sin respuestas. Entonces avanzamos con una demanda judicial colectiva ante el Juzgado Contencioso Administrativo 1 de la Plata, la que derivó en un encuentro entre todas las partes, y nosotros como patrocinadores”.

Para resolver la emergencia educativa se construyó, en un predio público, ocho aulas modulares, baños para estudiantes y una cocina.

Frente a la demanda creciente, las aulas modulares terminaron duplicándose y mientras, en un terreno aledaño, comenzó la construcción del edificio definitivo.

En marzo cuando comenzaron las clases más de 1.000 estudiantes cursaban sus estudios primarios en las aulas modulares, por lo que las autoridades calculan que con la nueva escuela en marcha ese número superará los 1.500 estudiantes.

“Por estos días, se está gestionando la pavimentación de unas 20 cuadras de la calle Portugal, para lograr una buena accesibilidad al colegio”, concluyó Martocci.

(Télam)