sociedad

Cómo deben tratarse los datos personales ante el registro de temperatura corporal

Por Agencia Télam

03-09-2020 04:30

La toma de temperatura corporal que organismos públicos o privados pueden implementar con el fin de prevenir la propagación del coronavirus están alcanzados por la Ley 25.326, por lo que la Agencia de Acceso a la Información Pública detalló a través de una guía cómo deben tratarse los datos personales, se informó hoy oficialmente.

"En el contexto de la pandemia del Covid-19 y de la emergencia sanitaria local, la toma de temperatura corporal es una medida que organismos públicos o privados pueden implementar, con el fin de prevenir la propagación de la enfermedad", explicó la Agencia.

"Cuando un establecimiento público o privado toma la temperatura de una persona está realizando una operación de tratamiento de datos personales que se encuentra alcanzada por la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales", abundó.

En este contexto, la guía denominada "Para el tratamiento de los datos personales ante el registro de temperatura corporal" se aplica "a toda instancia en que un responsable procede a tomar la temperatura corporal de las personas".

La Ley 25.326 se aplica independientemente de si el responsable "confecciona un registro de las personas a las que les tomó la temperatura" o "requiere a las personas identificarse cuando procede a tomar su temperatura".

"En el caso de los comercios, locales y establecimientos en la vía pública, ellos están autorizados a tomar la temperatura de los potenciales ingresantes", indicaron.

Agregaron que "si detectan que la temperatura corporal supera el umbral definido por las autoridades sanitarias, el local podrá denegar la entrada a la persona" con el fin "de garantizar la seguridad de todos los ingresantes".

Indicaron que en el sector público o privado "los empleadores están autorizados a tomar la temperatura de sus empleados en el ingreso".

"Si detectan que la temperatura corporal supera el umbral definido por las autoridades sanitarias, el empleador podrá denegarle la entrada a la persona" para "garantizar la seguridad de los trabajadores", explica la guía.

En los organismos públicos que reciben personas que desean realizar trámites o denuncias, "la toma de temperatura estará permitida en la medida en que esté debidamente reglamentada por protocolos sanitarios".

Si algún organismo público planea utilizar cámaras térmicas u otras herramientas automatizadas que permitan detectar la temperatura corporal, "deberá asegurar una instancia de revisión humana" (Artículo 20 de la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales).

Además, cuando se tomen decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de datos que perjudiquen a las personas o los afecten significativamente de forma negativa, "tendrán derecho a solicitar al responsable de la base de datos una explicación sobre la lógica aplicada en aquella decisión".

En el caso de los locales en la vía pública, la toma de temperatura corporal es inmediata y no es necesario que el dato quede guardado en un registro.

Cuando el responsable del tratamiento no almacene la información sobre los controles de temperatura, deberá aclarar a través de cartelería quién es el responsable y cuál es su domicilio legal; por qué razones se realiza el control y cuáles son las consecuencias de la toma de temperatura, a la vez que aclarar que la información referida al control de temperatura no será almacenada.

Lo mismo debe suceder si el responsable sí almacena información: deberá informar quién es y su domicilio legal; las razones por las que realiza el control y sus consecuencias; si los datos serán almacenados y por cuánto tiempo; y si serán cedidos a terceros.

(Télam)