sociedad

Caracterizados como el Guasón, marchan en reclamo de una política de vivienda en la Ciudad

Por Agencia Télam

20-12-2019 12:30

Caraterizados como el personaje de El Guasón, integrantes de una docena de organizaciones que conforma la Coordinadora por la Vivienda Digna se movilizaron hoy por el centro porteño, para visibilizar la problemática y alertar que "hasta febrero podrían ocurrir 200 nuevo desalojos en la ciudad de Buenos Aires".

"Por un lado exigimos una política habitacional digna y definitiva para las personas que se encuentran en situación de calle o en riesgo; por el otro, estamos reclamando que se frenen los desalojos en forma inmediata", dijo a Télam Horacio Ávila, referente de Proyecto 7, una de las organizaciones de la Coordinadora.

Con los rostros pintados como El Guasón, en alusión al personaje de ficción con el que se suele comparar irónicamente al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, los manifestantes concentraron a las 10 en el Obelisco y se dirigieron primero a la Legislatura porteña, donde pidieron una reunión con la Comisión de Vivienda.

"Además de las políticas a largo plazo, en la Legislatura estamos tratando de impulsar una ley para frenar los desalojos por dos años. Según un relevamiento que hicimos las organizaciones de aquí a febrero podrían darse 200 desalojos en la Ciudad, de los cuales más de 100 serían en La Boca", describió Ávila.

De la Legislatura, la columna conformada por unas cien personas continuó hacia la Plaza de Mayo, donde un grupo se acercó a la Casa Rosada para entregar una carta dirigida al presidente Alberto Fernández.

Esa carta señala que en la Ciudad de Buenos Aires "cada año un promedio de 5000 familias somos desalojadas o sea aproximadamente 20 mil personas, la mayoría expulsada hacia el conurbano o de vuelta al interior".

El documento recuerda que en el último Censo Popular de Personas en Situación de Calle, realizado en abril de 2019, se registraron unas 7251 personas que viven en ese condición, pero se estima que hay unas 27 mil a riesgo.

"Hace muchos años que la Ciudad se convirtió en un lugar expulsivo para los sectores más vulnerables sin una política habitacional; creemos que eso no le quita a la Nación la posibilidad de desarrollar una política de vivienda. La Ciudad no es un Estado autónomo, es parte de un país", concluyó Ávila. (Télam)