sociedad

Bajó el río Uruguay pero las lluvias impiden que 900 familias evacuadas regresen a sus casas

Por Agencia Télam

26-01-2019 05:45

El río Uruguay comenzó a descender en la costa este entrerriana aunque las lluvias mantuvieron hoy la situación en diferentes ciudades de Entre Ríos, donde cerca de 900 familias son afectadas por desbordes de ríos y arroyos desde los primeros días del año.

La empresa distribuidora de energía restringió el suministro eléctrico en distintos puntos de la provincia y solicitó "no navegar ni pescar en ríos, arroyos y lagunas cercanas a torres o líneas de tensión".

Además, persisten los cortes en caminos de zonas rurales de distintas zonas de la provincia, ingresos y rutas provinciales.

En Concordia, donde se decretó la emergencia vial, continúan más de 1.400 personas evacuadas y autoevacuadas, 250 familias alojadas en clubes, refugios y centros de evacuados, y más de 150 autoevacuadas.

El río Uruguay con 12,90 metros, bajó 86 centímetros las últimas 48 horas, y según la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande "tenderá a bajar a 12,30 metros".

El gobernador, Gustavo Bordet, aseguró que los evacuados comenzaron a "pensar cómo vuelven a sus hogares las personas damnificadas, con todas las condiciones de salubridad que se necesita".

Asimismo, remarcó que "la temporada turística está plenamente vigente en Entre Ríos y este fenómeno no ha afectado al turismo de ninguna manera".

En Concepción del Uruguay, el río bajó hoy a 7,32 metros, aún por encima del estado de evacuación, y ya son 174 las familias evacuadas, 138 fueron trasladadas a casas de familiares y 36 a los centros establecidos.

Los barrios más afectados son los asentados en los terrenos más bajos de la Histórica, tal es el caso de Villa Itapé, Cantera 25 y San Isidro, informó ese municipio.

Además, continúan inaccesibles los balnearios de Banco Pelay, Paso Vera e Itapé y el llamado "puente de Fierro" está desbordado, lo que afecta el acceso directo a la localidad de Talita.

En Gualeguaychú el río bajó a 3,98 metros y sigue en nivel de evacuación, por lo que las 75 personas evacuadas continúan en los Galpones del Puerto, y Defensa Civil brinda asistencia a otras 700 personas más.

El Parque Unzué, de 120 hectáreas que alberga clubes náuticos, balnearios, campings, lagunas, el Club Hípico, el velódromo, el kartódromo y un centro recreativo, quedó cerrado totalmente y sólo quedaron las termas y tres playas habilitadas.

Colón está bajo emergencia social, hídrica, sanitaria y vial, con más 30 familias y unas 150 personas evacuadas por la crecida del río Uruguay que descendió a 8,94 metros de altura, aún en nivel de evacuación.

En tanto, continúa restringido el "camino viejo a San José", una de las salidas de la ciudad, por la crecida del arroyo Artallaz que cubrió el puente en esa zona.

En El Brillante y San José, localidades aledañas, 21 familias fueron trasladadas a cinco lugares que funcionan como centros de evacuados, mientras que otras 15 fueron trasladadas a casas de familiares.

En Paraná el río homónimo llegó a los 4,82 metros de altura, superando el nivel de alerta y afectando a las playas de la costanera y a diferentes barrios de la capital entrerriana, donde además la lluvia generó calles y viviendas anegadas, y el desborde de arroyos.

En La Paz, unas siete familias, compuestas por 35 personas en total, fueron trasladadas al Polifuncional municipal que funciona como centro de evacuados, debido a las lluvias que generaron el desborde de los arroyos Cabayú y Los Paraísos y anegamientos en casas.

Las zonas afectas son los barrios Boulevard 25 de Mayo, Barrio Sin Ley, Laguna, Feria, Estación y Puerto de La Paz, donde numerosas familias fueron autoevacuadas y otras se negaron a abandonar las viviendas.

El río Paraná también superó el nivel de alerta en Diamante con 5,35 metros, donde se cerró el Parque Nacional Pre Delta; y en Victoria con 4,83 metros, donde se suspendió la noche de carnaval, aunque aún no se registran evacuados.

En tanto, Villa Paranacito no registra evacuados pero la actividad productiva está totalmente paralizada, según la Municipalidad local, con los campos inundados. (Télam)