sociedad

Bachilleratos populares rionegrinos reclaman reconocimiento oficial con una clase pública en Viedma

Por Agencia Télam

10-09-2020 12:15

Los integrantes de un Bachillerato Popular de Viedma solicitaron hoy, con una clase abierta que se realizó frente al edificio de la cartera educativa rionegrina, que el Ministerio de Educación de Río Negro los reconozca de manera oficial.

"Estamos buscando que el Estado reconozca nuestro trabajo y nos reconozca como escuelas públicas y populares, lo que implica la posibilidad de otorgar títulos a través de nuestras instituciones y acceder a otros derechos para estudiantes como becas, tecnología, y la posibilidad de reclamar por un salario para los docentes", dijo Paula Cecchi, representante de la comunidad educativa.

La docente contó a Télam que este tipo de escuelas creadas desde organizaciones sociales, sindicatos o cooperativas "garantizan el derecho de acceso a la educación a personas jóvenes y adultas que no culminaron los estudios secundarios", aunque los docentes no cobran salario.

"Nos involucramos en estos proyectos desde un compromiso militante, pero eso no implica naturalizar que sea una tarea que podemos hacer sin salario, porque implica muchos aspectos de precarización y porque entendemos que el Estado es responsable de garantizar el derecho a la educación y no las organizaciones sociales", precisó.

En Río Negro existen tres bachilleratos populares: el "Bachillerato Popular de Furilofche" en Bariloche, el "Bachillerato Popular Barrio Obrero" en Cipolletti y el "Bachillerato Popular Viedma", que comenzó a funcionar este año.

Furilofche, el más antiguo, funciona desde hace cuatro años y la semana pasada entregó títulos. "Desde hace casi un año tiene el compromiso del Ministerio de Educación que reconoció el inicio de los trámites, pero esa carpeta está a la espera de la firma de las autoridades", afirmó Cecchi.

Por eso, los docentes de estos bachilleratos piden que se conforme una mesa de trabajo con los tres y el Ministerio de Educación.

El bachillerato de Viedma comenzó con las actividades a mediados de febrero y tuvo que reformular los trámites iniciados por los interesados debido a la pandemia.

"Tuvimos más de 60 consultas, más de 30 inscriptos y más de 20 estudiantes toman las clases del primer año", afirmó la docente.

Debido al aislamiento por la pandemia de coronavirus, para las clases utilizan cuadernillos que fueron entregados a los alumnos y alumnas, con quienes sostienen "comunicación a través del Whatsapp, con fotografías, consultas y devoluciones", agregó.

"Los estudiantes del bachillerato popular en Viedma son personas que no estudiaban desde hace años, que terminaron su nivel primario siendo adultos, que tienen trabajo por lo general en negro y en este contexto de aislamiento no tienen estabilidad", manifestó Cecchi.

Asimismo, sostuvo que la mayoría son mujeres, madres de hijos que tampoco pueden asistir a la escuela por la situación sanitaria.

"Si bien el contexto es adverso, de alguna manera se están sosteniendo las clases y esperamos retomar el proyecto inicial que implica otro nivel de comunicación", añadió. (Télam)