sociedad

Aseguran que inclusión de genéricos en la ley de fibrosis quística reduce costos del tratamiento

Por Agencia Télam

11-08-2020 01:15

La subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica del Ministerio de Salud, Sonia Tarragona, aseguró hoy que con la promulgación parcial de la ley de fibrosis quística para incluir los genéricos “se reduce a un quinto el costo del tratamiento”, haciendo más “sostenible” su cobertura por parte de obras sociales y prepagas.

En diálogo con Télam, Tarragona explicó que como parte de la promulgación parcial de la ley sancionada el pasado 23 de julio, “se sacó un párrafo donde se prohibía la sustitución de medicamentos porque va en contra de la ley de prescripción por nombre genérico” e impedía "usar medicamentos fabricados en Argentina sin necesidad de traerlos desde afuera".

Esta economista de la salud explicó que el uso del tratamiento más novedoso contra la enfermedad, una combinación de tres drogas aprobada en octubre del año pasado por la FDA estadounidense con el nombre comercial de Trikafta, implica un costo de “340.000 dólares por paciente por año”.

“Pero este costo es sólo si usamos lo que traemos de afuera; en cambio sacando el párrafo de la prohibición de sustitución, podemos reemplazar este tratamiento por la copia local que desarrolla el laboratorio Gador y estará disponible el año que viene, que reduce el costo a un quinto, pasando de 340.000 a entre 60.000 y 70.000 dólares por año”, dijo.

Tarragona explicó que por ahora la producción de este medicamento “es monopólica”, porque “el único productor es el laboratorio Vertex”

“No se está fabricando en ningún otro lugar por su alto costo y es el que estamos trayendo de a uno en Argentina y el que nos está generando complicaciones”, añadió.

La especialista afirmó que la promulgación parcial implicó “vetar sólo dos frases de la ley” para “corregir algunas cuestiones que estaban planteadas de modo técnicamente incorrecto”, pero “ningún artículo completo fue vetado”, por lo cual “se conservó el espíritu” de la norma.

“Si uno no pudiera hacer sustitución, si no estuviera la posibilidad de cambiar el medicamento, los costos no serían sostenibles para todos”, afirmó la funcionaria.

Además de la inclusión de los genéricos, hubo otras dos modificaciones.

“Se corrigió la frase que decía que el único autorizado para dar indicaciones de tratamiento era el médico y se dejó abierto a profesionales en general porque el abordaje de la enfermedad es bastante más amplio y hoy está centrado en los equipos de salud, saliendo del modelo médico hegemónico para adoptar uno más social e integral”, explicó a Télam.

Una tercera modificación alude al certificado de discapacidad, que el texto anterior concebía con validez de por vida, porque “con esta concepción más dinámica de la salud, mañana puede aparecer un medicamento que cura la enfermedad” y entonces “no habría razón” para dar certificado con esa vigencia.

En Argentina, “se entiende que hay entre 1.800 y 1.200 personas con fibrosis quística”, aunque no hay estadísticas al respecto.

La Fibrosis Quística de Páncreas o Mucoviscidosis es una enfermedad genética que afecta principalmente a los pulmones, y en menor medida al páncreas, hígado e intestino, provocando la acumulación de moco espeso y pegajoso en estas zonas.

Es uno de los tipos de enfermedad pulmonar crónica más común en niños y adultos jóvenes, y es un trastorno potencialmente mortal dado que los pacientes puede fallecer por infecciones pulmonares.

(Télam)