sociedad

Aprueban un nuevo tratamiento contra colitis ulcerosa

Por Agencia Télam

07-11-2020 08:15

Un nuevo tratamiento contra la colitis ulcerosa, una enfermedad considerada poco frecuente y que en Argentina "no se dispone de estudios epidemiológicos de su prevalencia", fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología (Anmat).

El Grupo Español de Trabajo para Enfermedades de Crohn y de Colitis Ulcerosa (Geteccu) aseguró que la nueva indicación es "para pacientes adultos con colitis ulcerosa activa, de moderada a grave, que hayan tenido una respuesta inadecuada, presenten pérdida de respuesta o sean intolerantes al tratamiento convencional o a un medicamento biológico".

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que suele afectar el revestimiento interno del intestino grueso (colon) y el recto. Puede presentar múltiples síntomas, limitando la vida cotidiana de los pacientes y llegando a afectar su estado de ánimo y sus relaciones personales.

Al igual que la enfermedad de Crohn, tiene carácter sistémico, pudiendo afectar además a otras partes del cuerpo (piel, boca, ojos, articulaciones, etc.).

Aunque se desconocen sus causas la teoría más aceptada consiste en que personas con una predisposición genética predeterminada, el sistema inmune del huésped responde de forma inapropiada o aberrante frente a la flora bacteriana residente u otros antígenos presentes en la luz intestinal.

Manuel Barrreiro Acosta, quien se desempeña en la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, España y actual presidente de Geteccu, aseguró que “la llegada a la colitis ulcerosa de un nuevo mecanismo de acción como el que representa Ustekinumab, supondrá una nueva esperanza"

"Su empleo permitirá mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y permitirá tratar precozmente a muchos y evitar la progresión de esta enfermedad a cuadros más irreversibles”,

Entre otros síntomas, la colitis ulcerosa pueden experimentar diarrea con mucosidad y sangrado, tenesmo rectal que es la sensación constante de evacuar, aunque no exista una verdadera necesidad, o dolor abdominal que puede llegar a ser muy intenso. Estos a su vez traen otras complicaciones como anemia, deshidratación o fiebre.

Geteccu destacó que "no existe una cura" y que el tratamiento "puede reducir en gran medida los signos y síntomas de la enfermedad e, incluso, provocar una remisión de largo plazo".

(Télam)