sociedad

Aprueban ley porteña que busca prevenir el juego patológico en la Ciudad

Por Agencia Télam

24-09-2020 05:15

Legisladores porteños aprobaron hoy una ley de prevención de la ludopatía, entendida como el juego patológico, que contempla medidas como la prohibición de cajeros automáticos y casas de empeño cercanas a las salas de apuestas, la instalación de relojes que alerten a los jugadores del horario y un registro de autoexclusión voluntaria.

La norma fue aprobada con 39 votos afirmativos de los bloques Vamos Juntos, Consenso Federal, UCR, Socialismo y GEN; en tanto que recibió cuatro negativos de las bancadas de la Izquierda y 17 abstenciones del Frente de Todos durante la sesión de la Legislatura en la que también se sancionaron cambios a la ley de juego online.

La iniciativa, que fue consensuada en base a diez expedientes que abordaban la misma problemática, apunta a prevenir el juego patológico "en cualquiera de sus modalidades" y a "concientizar a la sociedad sobre su existencia y evitar sus consecuencias perjudiciales a nivel individual, familiar y social" además de "asistir sanitariamente" a quienes lo padecen.

Para ello, estableció que Lotería de la Ciudad de Buenos Aires y otras áreas del Gobierno de la Ciudad tengan a su cargo las diferentes medidas contempladas en la ley.

Entre las disposiciones, está la obligatoriedad a las empresas que ofrecen la modalidad de apuestas presenciales -como las salas del Hipódromo de Palermo y del Casino Flotante- y a las plataformas virtuales, a contar con carteles anuncios que adviertan a las personas sobre los perjuicios que pueden traer el juego compulsivo.

En el caso de las apuestas online se dispuso también que deberán tener un procedimiento para verificar la identidad y edad del apostador para evitar que los menores puedan ingresar en este tipo de páginas.

La ley contempla la prohibición para la instalación de cajeros automáticos y casas de empeño y crédito en un radio menor de 200 metros de las salas, en las cuales, en tanto se deberán colocar relojes para orientar a los jugadores sobre la cantidad de horas que permanece dentro.

Por otro lado, quedó bloqueado el llamado "sistema de fidelización" mediante el cual se entregan bonificaciones -como comida gratis- a los clientes en una medida que intenta eliminar este tipo de mecanismos que buscan que las personas no se levanten de su lugar de apuestas.

También, se creará un Registro de Autoexclusión para la Ciudad de Buenos Aires que servirá para todas aquellas personas que quieran excluirse, de forma voluntaria, al ingreso u admisión a las salas de juegos de azar y apuestas.

Por último, se prohibió como medio de pago los asociados a cuentas cubiertas por la Administración Nacional de la Seguridad Social; mientras que se establecieron capacitaciones a los trabajadores de las empresas de apuestas sobre el los efectos nocivos del juego patológico.

Durante la sesión la legisladora del Frente de Todos Claudia Neira explicó la abstención del bloque al señalar que "creemos que faltó el abordaje desde la salud en este debate, porque las distintas regulaciones deberían tender y priorizar el cuidado de la salud y la prevención del juego compulsivo".

"No podemos desconocer que afecta gravemente la salud de las personas que se exponen al juego", dijo y agregó que "hay una tensión que no se pudo resolver en la ley que trajo el oficialismo, ya que un organismo como Lotería que regula el negocio, la actividad y los recursos, no puede al mismo tiempo cuidar y proteger la salud mental de las personas".

La legisladora Mercedes de las Casas, del bloque Vamos Juntos, consideró que es "la primera ley en la Ciudad que aborda una problemática compleja y dolorosa que perjudica no solo al que la padece sino a toda la familia y su entorno". (Télam)