sociedad

Aprueban desafuero de senador provincial por violencia de género y queda más cerca de su detención

Por Agencia Télam

22-09-2020 02:15

La Cámara de Senadores de la provincia de San Luis aprobó hoy por unanimidad y como pedía la justicia el desafuero y la suspensión en sus funciones de su par, Ariel Rosendo, acusado entre otros delitos por violencia de género y robo, y quien quedó más cerca de ser detenido.

Rosendo está acusado por "robo doblemente calificado por efracción o fractura, en poblado y en banda, en perjuicio de Smata y de Ivana Beatriz Massimino", su exmujer y como autor de los delitos de "desobediencia a una orden judicial y violación de las medidas antipandémicas", en concurso ideal.

Ahora, el Senado deberá comunicarle por vía administrativa su decisión al juez de instrucción Leandro Estrada, quien podrá ejecutar la orden de detención que solicitó en su sentencia del 11 de setiembre último.

En dialogo con Télam, el senador Sergio Guardia, de San Luis Unido y único miembro del cuerpo que votó el desafuero desde el comienzo de la causa, sostuvo que "la decisión llegó con fundamentos a favor de las víctimas de este accionar, que son una mujer y una niña que me preocupaban muchísimo" y agregó que "se cumplió con el deber de acatar la orden judicial y proteger a esa familia".

Por su parte el senador Pablo Garro, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, dijo que además del desafuero, Rosendo "fue suspendido desde este martes", por lo que no percibirá su sueldo, y adelantó que su reemplazo en la cámara quedará sujeto a la renuncia de su mandato, que vence el 10 de diciembre del año próximo.

El legislador explicó que el primer pedido de desafuero realizado por Estrada, tratado el 23 de junio último, "fue denegado por la Cámara debido a que los legisladores entendieron que Rosendo no había tenido la oportunidad de defenderse" y que "no había obstáculo" de que pudiera entorpecer a la Justicia.

Los hechos denunciados en la policía y en la justicia ocurrieron el pasado 18 de mayo, cuando Rosendo, acompañado de otras personas, llegó a la sede del gremio Smata en Villa Mercedes y rompió con un hacha la puerta de ingreso, violando la restricción perimetral que se le había dictado, ya que en ese domicilio vivía su exmujer.

Tras ser indagado, y por segunda vez, el juez Estrada pidió el desafuero del senador para proceder a su detención y le dedicó un párrafo especial a la "perspectiva de género" con la que debía ser tratado el caso.

Al respecto, aseguró que la exesposa del legislador fue violentada "psicológica y económicamente" de acuerdo a la tipificación que imponen el principio "de transversalidad, incorporado en las Convenciones Internacionales y la legislación Nacional", sobre violencia de género.

La situación de la víctima preocupaba a su abogada defensora, Leticia Latini; a los integrantes del gremio Smata, que se habían solidarizado con Massimino, y a las organizaciones feministas, que no dejaron de denunciar en San Luis la necesidad del cumplimiento de la orden judicial para "evitar ataques contra la vida y la integridad de la mujer violentada".

En el recinto, estuvieron de manera presencial los senadores Sergio Guardia, de San Luis Unido y del Frente Unidad Justicialista, Héctor Camilli, Marcelo Debandi, Pablo Garro, Diego García y María Angélica Torrontegui y en forma virtual participaron Mabel Leyes y Diamela Freixes.

(Télam)