sociedad

Analizan reabrir bares y restaurantes en Tierra del Fuego y permitirán la circulación entre ciudades

Por Agencia Télam

05-06-2020 03:00

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, anunció hoy que su administración evalúa los protocolos para "que comiencen a abrir" los bares y restaurantes con medidas de distanciamiento social, además de la circulación interna entre ciudades, como otro paso de la flexibilización de la cuarentena por el coronavirus.

Además, en declaraciones oficiales, admitió que los resultados “altamente positivos” de las medidas adoptadas hasta el momento en la provincia, permiten proyectar nuevos avances.

“Estamos trabajando en los protocolos para que comiencen a abrir los locales gastronómicos con las restricciones y medidas necesarias. Son signos positivos, pero hay que seguir cuidándose mucho", añadió.

También, anticipó, "estamos analizando permitir la circulación entre las tres ciudades, lo cual nos dará un mayor movimiento” de personas.

Los bares y restaurantes están cerrados desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio que en Tierra del Fuego comenzó el 13 de marzo, una semana antes que a nivel nacional.

El sector gastronómico es uno de los más golpeados por las restricciones sanitarias junto con la actividad turística, a pesar de tener habilitadas las ventas por delivery desde hace algunas semanas.

Por su parte, el tránsito por la ruta nacional 3, que une el sur con el norte de la provincia, está restringido al transporte de carga y a vehículos especialmente autorizados, como una forma de prevenir casos positivos de Covid-19 en los municipios de Tolhuin y Río Grande, los menos afectados por la pandemia en la zona.

“Sin descuidarnos en lo epidemiológico, hay que seguir trabajando, porque en todo el territorio nacional habrá una apertura en la medida que superemos esta crisis”, evaluó Melella el día después de que el presidente Alberto Fernández anunció que en los lugares sin circulación del virus se pasará del “aislamiento” a una etapa de “distanciamiento social obligatorio”.

El mandatario fueguino destacó el trabajo realizado por el Comité Operativo de Emergencia (COE) que asesora a la gobernación en materia sanitaria, y también la tarea del Ministerio de Salud provincial.

“Como dijo el Presidente, esto no significa que la pelea contra la pandemia terminó y que en el futuro no pueda haber nuevos casos. Hasta acá los logros son muy buenos. La población de Tierra del Fuego se viene comportando con responsabilidad. Pero no hay que relajarse”, indicó el gobernador.

Tierra del Fuego registra 136 casos de coronavirus, de los que 126 se produjeron en Ushuaia y 10 en Río Grande.

En los últimos 24 días se produjo un solo contagio correspondiente a una persona que había regresado poco antes de Buenos Aires.

Además, de los 136 casos, 133 ya fueron dados de alta y no se registra ninguna persona fallecida por la enfermedad.

Con este panorama, el gobierno provincial autorizó el retorno paulatino de la actividad fabril, el comercio, los profesionales independientes y la práctica del deporte individual y las caminatas al aire libre, entre otros rubros. (Télam)