sociedad

Allanan el geriátrico de Villa Devoto clausurado el lunes por diferentes irregularidades

Por Agencia Télam

30-04-2020 11:15

El geriátrico del barrio porteño de Villa Devoto que el lunes último fue clausurado por diferentes irregularidades y donde se denunció un caso sospechoso de coronavirus, era allanado esta mañana en el marco de la causa judicial, según informaron fuentes de la investigación.

La medida era dirigida por el titular de la Unidad Fiscal de Delitos, Contravenciones y Faltas Especificas Jorge Ponce, y fue dispuesta por ell juez Carlos Aostri, responsable del Juzgado en lo Penal y Contravencional N°19, donde tramita el expediente por estas denuncias.

Se trata del geriátrico de la calle Allende al 2900 que permanece clausurado desde la inspección ordenada por el mismo fiscal por "falta de habilitación" y "una posible violación de clausura", en relación a una medida de cierre que había sido dispuesta a principios de marzo.

La inspección del lunes había sido ordenada en virtud de una denuncia que señalaba la posibilidad de que una de las residentes estuviera afectada por coronavirus y que la institución no contaba con la habilitación para funcionar.

La clausura del establecimiento fue ordenada entonces para preservar todos los elementos de prueba que pudieran hallarse en el lugar, como documentación, computadoras, soportes digitales de datos e historias clínicas.

Los cuatro adultos mayores que estaban en el interior del geriátrico al momento de la clausura fueron trasladados, entre ellos una mujer de más de 80 años que tenía temperatura corporal superior a los 38 grados y para quien se activó el protocolo coronavirus.

Asimismo, las tareas investigativas llevadas adelante por el fiscal tras la inspección y clausura del lunes, determinaron que el titular del geriátrico en cuestión es dueño también de otra institución similar, ubicada a pocas cuadras de allí, que también registra irregularidades en su funcionamiento, como la habilitación observada y numerosas cuestiones relacionadas a la seguridad edilicia y de los residentes.

En virtud de esto, el fiscal Ponce ordenó realizar también una inspección integral a este otro establecimiento que es realizada en simultáneo con el allanamiento del geriátrico de Allende al 2900, para determinar las condiciones generales del lugar y si incumple con la normativa vigente.

Las figuras que se investigan en las causas vinculadas de los dos geriátricos son las de violación de clausura, abandono de persona y las diversas irregularidades relacionadas con las medidas de seguridad y la habilitación.

"Los procedimientos realizados y la investigación permitirán aclarar si se cometieron delitos como abandono de persona o violación de clausura, que afecten directa o indirectamente a la salud de los residentes", afirmó el Fiscal General de la ciudad, Juan Bautista Mahiques. (Télam)