sociedad

A los chicos les decimos que se pueden cumplir los sueños

Por Agencia Télam

06-09-2020 02:30

"A los chicos santiagueños les digo que todo se puede hacer, se pueden cumplir los sueños, solo hay que esforzarse y es lo que les digo también a mis hijos, uno puede estar cansado, pero feliz, no son excluyentes las dos cosas; les digo a los chicos que no hay que zafar sino aprender, no aplaudir al que zafa sin estudiar, sino aplaudir al que estudia y la gana por mérito propio", expresó el ingeniero en Electrónica Nicolás Renolfi, que formó parte del equipo que construyó los satélites argentinos Saocom.

"Por eso les digo que no hay tirar la toalla y acordarse por qué estás ahí, por qué estas siguiendo tu sueño; eso nos ayuda a no aflojar", añadió.

Por su parte, el ingeniero en Sistemas Luciano Ybañez también compartió un mensaje para las generaciones futuras: "Si tienen la oportunidad de elegir alguna carrera, me gustaría que tomen carreras de ciencias duras, porque no solo es el futuro sino que es el presente, ya que a veces nos concentramos más en las carreras tradicionales, pero son estos estudios los que permiten llegar a muchos lugares y tiene muchísima salida laborales. Hasta pueden conocer el mundo", invitó.

"No es un enorme esfuerzo, es un esfuerzo normal y hay que animarse, porque la innovación es algo que sucede día a día y me encantaría que todos pudieran estudiar carreras como estas y tener experiencias como la de un satélite", manifestó Ybañez.

Nicolás Renolfi vive actualmente en Bariloche donde trabaja, pero nació en la ciudad Capital de Santiago del Estero. Hijo de una profesora de Matemáticas y un Ingeniero Agrónomo, dijo que no sabe "si por los genes o qué, pero la parte de ciencias duras siempre me han gustado".

"Siempre digo que a mí me ha marcado mucho mi mamá ya que me compraba revistas tales como `Muy Interesante´ y otras, y en mi familia siempre se hablaba de astronomía o de planes espaciales de la Nasa o sobre los planetas", dijo Renolfi.

De su vida de niño y adolescente en Santiago del Estero recuerda con cariño a su escuela Normal Manuel Belgrano: "Allí en la secundaria, teníamos las olimpíadas de matemáticas y las promocionaban mucho, había mucho apoyo del colegio, que es algo que siempre remarco porque aquí en Bariloche algunos lo hacen y otros no".

Para él, su desarrollo profesional es como "una devolución", para "pagar a mi país y a mis padres, porque ellos siempre me decían te vamos a dar en herencia algo que nadie te puede quitar: educación", recordó.

Por su parte, José Luciano Ybañez, si bien nació en Tucumán, ya que su madre estaba estudiando allí, se considera santiagueño, porque "viví desde los 6 años en la ciudad de Frías, al sur de la provincia Santiago del Estero, junto a mi familia".

"Terminé el secundario en la Escuela Normal Superior "República del Ecuador" de la ciudad de Frías y, a posteriori, me recibí ingeniero en computación en la Universidad Católica de Santiago del Estero. Luego por cuestiones de trabajo viaje a Córdoba, pero actualmente, me encuentro viviendo en Capital Federal y trabajando como Ingeniero freelance", compartió. (Télam)