sociedad

A dos semanas de su muerte siguen reclamando la exhumación del cadáver de Sandra Ábalos

Por Agencia Télam

19-07-2019 11:45

La familia de Sandra Ábalos volvió a reclamar hoy la entrega de sus restos que fueron enterrados hace dos semanas en el cementerio de Monte Grande con otro nombre por una confusión del Hospital Muñiz, y denunció que dos juzgados de la provincia de Buenos Aires se declararon incompetentes para cursar el pedido de exhumación del cadáver.

"Estamos indignados, ayer el procurador General Adjunto de la Ciudad (Jorge Djivaris) nos confirmó que ya son dos los juzgados, de Lomas de Zamora y otro de Esteban Echeverría, que se declararon incompetentes para efectivizar el pedido de exhumación del cuerpo de mi hermana y poder velar sus restos", dijo hoy a Télam Mónica Ábalos, hermana de Sandra.

Sandra Ábalos murió el sábado 6 de julio y sus restos fueron enterraron en el cementerio de Monte Grande al día siguiente pero bajo el nombre de Juana Aranda a raíz de un error del empleados del Hospital Muñiz, que confundieron dos cadáveres de mujeres fallecidas el mismo día en el momento de la entrega a familiares.

El cuerpo de Aranda aún se encuentra en la morgue del Hospital Muñiz, según indicaron fuentes vinculadas al caso a Télam.

El pedido para cursar de manera urgente los trámites para la exhumación del cadáver y posterior entrega a la familia fue realizado el último lunes por la jueza Romina Tesone, del juzgado 1 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, a cargo de la causa de la "confusión de cadáveres".

Lo ocurrido derivó en la renuncia de la directora del centro de salud porteño, Mabel Nogueras.

El juzgado en lo Contencioso Administrativo número 2 de Lomas de Zamora y el juez del distrito de Monte Grande del Polo Judicial del partido de Esteban Echeverría fueron los que se inhibieron para intervenir en la causa respecto de la confusión de cadáveres, según indicaron los familiares de Ábalos a Télam.

Ambos juzgados debían definir los planteos para dar curso al pedido urgente de exhumación y reconocimiento de huellas dactilares de los restos de Ábalos.

El caso trascendió el jueves 11 de julio, cuando la familia Ábalos denunció que personal del Hospital Muñiz entregó su cadáver a otra familia, de apellido Aranda, mientras ellos recibieron el de Juana Aranda y denunciaron el equívoco. (Télam)