seguridad

Uno de los detenidos por el asalto a la joven que luego fue atropellada se desligó del hecho

Por Agencia Télam

17-10-2020 06:30

Uno de los sospechosos detenidos acusado de ser el "motochorro" que el martes último asaltó y arrastró por la calle a Brenda Gutiérrez, la joven que terminó atropellada por un automóvil en la localidad bonaerense de Moreno, negó su participación en el hecho al declarar hoy ante el fiscal de la causa y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

En tanto, el otro joven aprehendido se negó a declarar ante el fiscal Gabriel López, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Moreno-General Rodríguez, y también seguirá preso.

Voceros judiciales informaron a Télam que Lucas Adrián Carreras (24), quien al momento de ser aprehendido tenía un raspón en una de sus piernas que los investigadores atribuyen a la caída que sufrieron los "motochorros" cuando fueron chocados por el auto que luego arrolló a Brenda, al ser indagado por el fiscal López se desligó del hecho.

Por su parte, Nicolás González se negó a declarar, y ambos imputados seguirán detenidos por los delitos de "robo calificado y lesiones".

El hecho ocurrió el martes, cerca de las 9, cuando Brenda esperaba entrar a una panadería ubicada en la calle Centenario al 1700, en el barrio de Villa Sala, de Moreno, y fue interceptada por dos "motochorros" que circulaban por la vereda, quienes intentaron arrebatarle su teléfono celular.

Todo el hecho quedó registrado por cámaras de seguridad privadas ubicadas en la cuadra, donde también pudo advertirse que antes de asaltar a Brenda (24), los mismos "motochorros" le habían robado una mochila a un joven que esperaba el colectivo a la vuelta de la esquina.

Cuando abordaron a Brenda, la joven quedó "enganchada" del ladrón que iba de acompañante, al tironear de los auriculares y el aparato, y así fue que la arrastraron varios metros por la calle.

En esas circunstancias, transitaba en sentido opuesto un Volkswagen Polo conducido por el dueño de la panadería en la que justamente estaba comprando Brenda, identificado como Tomás Villalba (20), quien iba junto a su madre.

En ese momento, el conductor de la moto dio un "volantazo" y así fue cómo el auto embistió a la joven e impactó también contra la moto, a raíz de lo cual, los delincuentes cayeron del rodado, aunque rápidamente se reincorporaron y escaparon.

Los ladrones también efectuaron disparos con un arma de fuego, aunque sólo le pegaron a capó del auto del panadero y no hirieron a nadie con los balazos.

La joven quedó tendida a mitad de la calle y el auto siguió su marcha descontrolada hasta la vereda opuesta y chocó contra un árbol.

Brenda fue trasladada al hospital De La Vega de Moreno, donde aún permanecía internada y reponiéndose de cuatro fracturas en las costillas, una en el húmero izquierdo y otra en la pelvis y de otros golpes que sufrió, aunque sin riesgo de vida. (Télam)