seguridad

Una fiscal pidió prisión perpetua para el exintendente de La Calera por el crimen de su mujer

Por Agencia Télam

17-07-2020 04:45

Una fiscal pidió hoy que se condene a la pena de prisión perpetua al exintendente de la localidad puntana de La Calera, Diego Hernán Lorenzetti, acusado de ser el autor intelectual del crimen de su exesposa Romina Aguilar, quien fue asesinada el 30 de enero de 2016 en la capital provincial, informaron fuentes judiciales.

En su alegato ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal 1 de San Luis, la fiscal Carolina Montes Riso pidió que se condene también a la pena de prisión perpetua a los imputados Edivaldo de Oliveira Pereira, Cristian Leandro Vílchez, quienes llegaron al debate acusados de ser los presuntos autores materiales del homicidio de Aguilar.

En tanto, la defensa del exintendente Lorenzetti pidió la absolución de su defendido y esta tarde se realizaban los alegatos de las defensas de los otros involucrados.

Se cree que los camaristas José Luis Flores, Silvia Inés Aizpeolea y Jorge Eduardo Sabaini Zapata darán a conocer su veredicto hoy mismo, tras los alegatos de las partes, que se realizaban a través de videoconferencia con la presencia de los tres imputados desde dependencias de la penitenciaria local.

Lorenzetti -ex intendente de La Calera- es acusado de ser el autor intelectual del delito de “homicidio calificado por el vínculo, por mediar promesa remuneratoria y por el uso de arma de fuego”, ya que al momento del hecho era pareja de la víctima.

En tanto, Pereira y Vílchez son acusados de ser coautores materialmente responsables del delito de “homicidio doblemente calificado por mediar promesa remuneratoria y el uso de arma de fuego”.

El homicidio de Romina Aguilar se produjo en la puerta de su casa, a las 6.15 de la mañana del 30 de enero del 2016, cuando la mujer se dirigía a La Calera, para finalizar sus estudios secundarios.

En ese escenario, la víctima, de 32 años, fue sorprendida por dos hombres que se conducían en una moto, cuando uno de ellos la tomó por asalto y disparó dos veces contra su cuerpo provocándole la muerte en el lugar.

El juicio comenzó el 19 de diciembre del año pasado y por el recinto pasaron más de 60 testigos.

En sus indagatorias, Vílchez y Lorenzetti sostuvieron su inocencia y Oliveira Pereira cambió su declaración afirmando que fue amenazado, secuestrado y golpeado por efectivos de la División Homicidios para que inculpara a los demás.

El juicio, que había sido suspendido cuando comenzó el aislamiento obligatorio por el coronavirus, se reanudó el 16 de junio, bajo la modalidad virtual y presencial. (Télam)