seguridad

Una fiscal no acusó a un imputado por un femicidio y el tribunal lo absolvió

Por Agencia Télam

19-07-2019 04:15

Un hombre que era juzgado desde el martes en Salta por el femicidio de Celeste Yamila Vega, cuyo cadáver fue hallado en un baldío de la zona sur de la capital provincial en febrero de 2015, fue absuelto hoy en la última audiencia del debate, luego de que la fiscalía del juicio decidió no acusarlo.

La decisión fue adoptada por la sala I del Tribunal de Juicio de Salta, integrada por los jueces Javier Aranibar, Martín Pérez y Federico Armiñana Dohorman, quienes absolvieron a Sergio Ricardo Vilte (26), alias Gato.

El hombre había llegado a juicio oral acusado del delito de "homicidio calificado por haber sido cometido mediando violencia de género -femicidio-", en perjuicio de Yamila Vega, el cual contemplaba la pena de prisión perpetua.

Sin embargo, en su alegato, la fiscal Luján Sodero decidió no acusar a Vilte por el beneficio de la duda, por lo que el tribunal dictó la absolución.

“Lo que se pudo escuchar a lo largo del debate no permite sostener la acusación y decir con certeza que el imputado es el autor del hecho”, afirmó la fiscal, quien repasó las declaraciones de varios testigos, entre ellos la madre de la víctima, la tía del acusado y efectivos policiales que intervinieron en la causa.

Asimismo, detalló que el dato de Vilte como presunto autor responsable de la muerte de Vega apareció casi un año y medio después del homicidio y fue introducido por el vendedor de estupefacientes Héctor Marcelino Bell, alias Beba, y por otra testigo, quienes aseguraron haber presenciado el momento en que Vilte se quebraba y admitía el crimen.

Sobre la declaración de Beba Bell, quien en un primer momento fue investigado como presunto autor del hecho y que dijo que vio al imputado con la cara arañada los días previos al hallazgo del cuerpo de la víctima, la fiscalía consideró que el testigo “nada dijo en definitiva que pudiera ser suficiente para mantener la acusación contra Vilte”.

A la vez, destacó algunas contradicciones entre el testimonio de Bell en la audiencia y el que brindó durante la investigación.

A su criterio y el de la defensa, tampoco quedó probado que el imputado haya estado en Salta en las fechas próximas al día del hecho, que se estima ocurrió alrededor del 2 de febrero de 2015.

El imputado sostuvo siempre que se encontraba en Córdoba en esa fecha, sin poder probarlo de manera fehaciente, pero durante el debate y la etapa investigativa esto fue confirmado por testigos.

Por todo esto, la fiscal consideró que no se colectó prueba suficiente ni se agotó totalmente la investigación ya que quedan circunstancias que no fueron esclarecidas de manera cabal.

Al ser imposible la reconstrucción del suceso con las pruebas recavadas, solicitó la absolución de Vilte por el beneficio de la duda y que se devuelva el legajo al Ministerio Público Fiscal, para que continúen las diligencias pertinentes a la investigación del hecho.

Por su parte, durante los alegatos, la defensora oficial de Vilte, María Cecilia Martínez, solicitó su absolución lisa y llana.

El cuerpo de Vega fue encontrado el 7 de febrero de 2015, en avanzado estado de descomposición, en un terreno baldío contiguo a un motel alojamiento ubicado sobre la ruta provincial 26, en la zona sur de la capital salteña.

La última vez que fue vista con vida fue el 31 de enero de ese año, y el cuerpo de la joven fue identificado a partir de una prueba de ADN realizada a su madre. (Télam)