seguridad

Un policía mató a un ladrón que con tres cómplices quiso robarle en Villa Celina

Por Agencia Télam

28-12-2019 08:15

Un efectivo de la Policía de la Ciudad que estaba junto a su novia en una parada de colectivos de la localidad bonaerense de Villa Celina mató hoy a un delincuente que intentó asaltarlos junto a tres cómplices, quienes luego del enfrentamiento escaparon a la carrera, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió a la 1.04 en la esquina de las calles Soldado Juan Rava y General Pintos, a dos cuadras de la avenida General Paz, en dicha localidad del partido de La Matanza, en el oeste del conurbano.

Voceros de la fuerza informaron a Télam que en una parada de colectivos situada en esa intersección esperaban por la llegada del transporte un oficial de la Policía de la Ciudad -franco de servicio y vestido de civil- junto a su novia.

En esa circunstancia, dos delincuentes armados bajaron de un auto Fiat Palio, que frenó en el lugar, y los amenazaron con intenciones de robarles, mientras otros dos cómplices permanecieron dentro del vehículo.

Ante esa situación, el efectivo se identificó como policía, tras lo cual uno de los asaltantes le efectuó un disparo que no impactó ni en él ni en su pareja.

Como respuesta, el policía realizó dos disparos e hirió a uno de los ladrones, quien se subió al auto del lado del conductor para intentar escaparse, mientras que los otros tres delincuentes huyeron a la carrera.

Fuentes policiales informaron que el delincuente herido logró recorrer unos 150 metros por la calle General Pintos, hasta que chocó contra un auto particular que estaba estacionado sin ocupantes, y finalmente falleció.

Tras dar aviso al 911, al lugar acudieron efectivos de la comisaría Noreste 6ta. de Villa Celina, quienes constataron que el delincuente era menor de edad y que tenía un impacto de arma de fuego con orificio de ingreso en el omóplato derecho.

Interviene en la causa el fiscal Claudio Fornaro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, quien en principio imputó al policía por el homicidio mientras esperaba el resultado de los peritajes correspondientes y el relevamiento de testigos para determinar si actuó en legítima defensa.

Ordenó que se le practique la prueba de dermotest al policía porteño y que se le secuestre su arma reglamentaria, informaron fuentes de la fuerza.

Por su parte, los investigadores constataron que el Fiat Palio utilizado por los delincuentes tenía pedido de secuestro vigente por robo, y en su interior hallaron un revólver Doberman calibre .22 y una réplica de un arma de fuego. (Télam)