seguridad

Un pariente de Los Monos acuerda condena a 5 años por tráfico de drogas en Rosario

Por Agencia Télam

28-12-2018 09:15

Rubén Darío Reyna, pariente de los líderes de la banda rosarina “Los Monos”, acordó en la Justicia Federal una condena a cinco años de reclusión por narcotráfico en una causa que se desprendió de la que resultaron condenados sus familiares, informaron hoy fuentes judiciales.

“Papucho” Reyna, como es conocido en el barrio Las Flores, es hermanastro de Patricia Celestina Contreras, madre de los líderes de “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero y el asesinado Claudio “Pájaro” Cantero.

Reyna admitió el delito de comercio de estupefacientes por el que fue detenido a mediados del año pasado y su abogado, Fausto Yrure, acordó con la fiscalía federal una pena de cinco años de prisión mediante un juicio abreviado.

El juez del Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) de Rosario, Omar Paolucci, firmó hoy la resolución por la que llama “a autos para sentencia”, a partir de la cual tiene un plazo de diez días para dictarla, informaron voceros del caso.

Su hermanastra, Celestina Contreras, y sus hermanas, Vilma Vanesa y Patricia María del Valle Reyna, fueron condenadas el 6 de diciembre pasado en el primer juicio por narcotráfico seguido a “Los Monos”, por el que “Guille” Cantero recibió una pena de 15 años.

Celestina Contreras fue condenada a 8 años y 6 meses de prisión como coautora de tráfico de estupefacientes bajo la modalidad de comercio y tenencia, mientras que las hermanas Reyna fueron sentenciadas a 6 años y medio de reclusión.

La pareja de Vilma Reyna, Juan Carlos Sánchez, alias “Sordo Juan”, resultó absuelto en ese proceso.

“Papucho” Reyna, tío de “Guille” Cantero, fue detenido a mediados de 2017 en una investigación que se desprendió de la causa conocida como “Los Patrones”, por la que fueron condenados este mes los cabecillas de “Los Monos”.

De ese expediente, se abrió una pesquisa contra un hombre llamado Arnaldo Andrés Vivas, alias “Junio”, sospechoso de comandar una banda de narcomenudeo en la villa Banana de Rosario.

Vivas fue detenido junto a varias personas en un procedimiento denominado “Corona millonaria” en el que la Policía Federal secuestró un millón de pesos, varias camionetas, autos de alta gama y dos kilos y medio de cocaína envueltas en nailon con la inscripción de la cerveza mexicana.

Según voceros judiciales, de allí surgió un número telefónico que permitió a los pesquisas llegar hasta Reyna, el tío de los Cantero, quien fue acusado de comandar la venta de drogas en la zona sur de Rosario en una organización pequeña sin estructura piramidal.

Por ese delito, Reyna será condenado en los próximos días a cinco años de prisión en un procedimiento abreviado acordado por su defensa con una fiscalía federal de Rosario. (Télam)