seguridad

Un instructor de tiro acusado por homicidio declarará ante la Justicia en Mar del Plata

Por Agencia Télam

26-12-2018 08:23

Un instructor de tiro acusado de asesinar de un disparo en la cabeza a un hombre que ayer había atacado a balazos el frente de un boliche en la ciudad bonaerense de Mar del Plata deberá prestar declaración indagatoria mañana en los tribunales locales, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Sebastián Marcelo Sosa Malde, de nacionalidad uruguaya, quien está imputado por el "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" de Mariano Urtiaga (46), ocurrido en pleno festejo de Navidad.

Urtiaga falleció en el Hospital Interzonal General de Agudos de la localidad balnearia a causa de un disparo que ingresó detrás de una oreja y quedó incrustado en el maxilar, pese a que inicialmente se creyó que había muerto a causa de las heridas sufridas en un accidente vial tras chocar con su Peugeot 307 contra un vehículo detenido en Juan B. Justo e Independencia.

Información obtenida por personal policial luego de que la autopsia confirmara que el hombre había sido asesinado y no que había muerto a causa del choque, permitió establecer que minutos antes Urtiaga había disparado varias veces contra el frente de "Luna Disco".

Según fuentes del caso, el hombre había sido expulsado del local bailable, ubicado a pocas cuadras del estadio José María Minella, por protagonizar incidentes con una camarera.

Enojado por la decisión de los responsables de la seguridad del lugar, regresó minutos más tarde con un arma y comenzó a disparar contra la fachada.

Cuando intentaba escapar al volante de su auto, recibió un tiro en la cabeza: según los primeros peritajes, y el disparo que provino desde el sector de acceso al local habría ingresado directamente por una de las ventanillas del vehículo, que se encontraba a unos diez metros en doble fila.

Al inspeccionar el auto de Urtiaga, peritos policiales encontraron luego un revolver calibre 22 con todas sus vainas servidas.

Horas más tarde, Sosa Malde, hijo del dueño del boliche atacado, se presentó en la Comisaría 2° de la ciudad junto a una abogada y tras relatar que había repelido con su propia arma los disparos de Urtiaga, quedó detenido y fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

Minutos más tarde, el padre del homicida se hizo presente en la misma comisaría y entregó una pistola Glock 9 milímetros y las credenciales de legitimo usuario de su hijo.

El fiscal que interviene en el caso, Juan Pablo Lódola, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6, tenía previsto tomarle declaración en las primeras horas de hoy al imputado, pero la defensa solicitó una prórroga por 24 horas, por lo que se espera que sea trasladado mañana a los tribunales locales.

En el marco de la investigación, en tanto, prestaron su testimonio custodios de la disco, testigos y personal policial que intervino desde que se reportara el choque al número de emergencias 911.

Aunque ninguno de los testigos aportó hasta el momento información a la fiscalía, en las últimas horas trascendió que el imputado es Instructor de tiro, tal como él mismo describe en su perfil de Linkedin.

Allí, Sosa Malde relata que cuenta con antecedentes como "instructor de tiro RENAR, instructor de tiro ( ITB ), especialista en tiro táctico israelí y tiro dinámico", y que se desempeña como "custodio de valores y escolta VIP" en una empresa de seguridad. (Telam)