seguridad

Tras el motín, Morales advierte que no se va a permitir que haya presos que queden libres

Por Agencia Télam

17-07-2020 11:15

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, advirtió que "no se va a permitir que haya presos que queden libres”, al referirse al motín que se registró ayer en una cárcel de la capital provincial a raíz de diversas demandas de los presos y que concluyó con la muerte de dos reclusos.

“No estoy de acuerdo con que queden libres los presos y se aprovechen de la situación que estamos padeciendo todos como sociedad”, dijo Morales anoche al referirse puntualmente a los reclamos de los reclusos ante el riesgo de contraer coronavirus,

Tras asegurar que desde el Gobierno de la provincia “se va a hacer cumplir la ley”, el Gobernador explicó que la situación de la Covid-19 que vinculaba a un guardia fue externa a la cárcel.

“Se ha dado una situación de un guardiacárcel, pero que se contagió afuera y que no ha tenido en ningún momento contacto con los presos”, explicó Morales, quien añadió que a raíz de ello un “pequeño grupo de compañeros de trabajo también fue aislado para ser testeado por prevención”.

Sobre lo sucedido ayer en la cárcel, el mandatario lamentó que los hechos hayan culminado con dos presos fallecidos y aseguró que la Justicia está investigando los sucesos.

“Lamentablemente eso es lo que termina pasando cuando se altera una situación”, expresó.

El motín, que duró poco más de tres horas, se inició a las 16 de ayer cuando los presos ganaron los techos de la cárcel y solicitaron la presencia de un juez para extender sus reclamos, entre ellos, protestas vinculadas a la posibilidad de contagio de coronavirus.

El Gobernador aseguró que siempre se cuidó "a los que están adentro porque es una obligación de derechos humanos el cuidar la vida de todas las personas” y lamentó que raíz de lo ocurrid "terminó entrando un montón gente al penal de Gorriti", que no se dejaba entrar "para que no se contagien”.

Por su parte, el ministro de Seguridad de Jujuy, Ekel Meyer, contó que el reclamo primario de los detenidos correspondía a la posibilidad de contagio de coronavirus” y aclaró que el guardiacárcel “no había tenido contacto con ninguno de los reclusos”.

Al respecto, dijo que el guardiacárcel se retiró el sábado de una guardia y que luego se enteró de que un familiar de su esposa había dado positivo para Covid-19, circunstancia que informó a sus superiores, quienes le dieron una licencia para que se mantuviera aislado, al tiempo que en el penal se hicieron las desinfecciones correspondientes.

(Télam)