seguridad

Seguirá en prisión el fiscal acusado de pedirle coimas a un capitalista de juego clandestino

Por Agencia Télam

29-09-2020 06:00

El fiscal de Rosario Gustavo Ponce Asahad, imputado por presunto cobro de coimas de un capitalista de juego clandestino a cambio de transmitirle información y prevenirlo de investigaciones, seguirá detenido luego de que una jueza de cámara rechazara la solicitud de prisión domiciliaria formulada por la defensa, informaron hoy fuentes judiciales.

Ponce está detenido con prisión preventiva desde el 4 de agosto pasado, cuando fue imputado por cohecho, transmisión de datos reservados e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En una audiencia de revisión de la prisión preventiva, solicitada por su defensa, la jueza de segunda instancia Eleonora Verón rechazó hoy el planteo.

La magistrada argumentó que no se aportó ningún “hecho o dato nuevo a la cuestión en tratamiento” que modifique o cuestione lo ya resuelto en agosto.

El fiscal está imputado junto a su entonces jefe, el Fiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, y un empleado judicial del presunto cobro de coimas a Leonardo Peiti, un capitalistas de juego clandestino también imputado en la causa.

La investigación se inició cuando Peiti, ligado a garitos ilegales, pidió acogerse al régimen de imputado arrepentido y declaró que les pagaba a Ponce y Serjal entre 4 y 5 mil dólares mensuales por protección.

Según la investigación, Ponce se reunió en varias oportunidades con Peiti, uno de cuyos encuentros quedó registrado en cámaras públicas de videovigilancia, porque se produjo en la vía pública.

Los datos aportados en el testimonio del capitalista de juego clandestino también fueron refrendados por otras evidencias reunidas por los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos.

Por ejemplo, Peiti dijo que el fiscal Ponce le había pedido un aporte extra un mes porque quería viajar a Italia, hecho corroborado en parte con el pasaje y la salida al exterior del miembro del Ministerio Público de la Acusación.

Los investigadores también dieron con datos que corroboraron el presunto encuentro entre Peiti y Serjal, el jefe de los Fiscales de Rosario, en un hotel de Recoleta.

Según el testigo, tras recibir amenazas quiso reunirse con Serjal en procura de protección, y el exjefe de la Fiscalía Regional de Rosario le solicitó un aporte extra de dinero y le pidió que no denunciara el hecho.

Mientras continúa la investigación, Ponce seguirá con prisión preventiva efectiva por 90 días, como le dictó una jueza a principios de agosto. (Télam)