seguridad

Se concentran frente a una peluquería para pedir la detención de un presunto abusador

Por Agencia Télam

05-08-2020 04:45

Familiares, amigos y conocidos de cinco chicas que denunciaron a un peluquero por abuso sexual y comercialización de imágenes de menores de edad con fines sexuales, se concentraron hoy frente a uno de los comercios del acusado, en el barrio porteño de Villa Devoto, para reclamar a la Justicia que agilice la investigación y ordene la detención del estilista.

Si bien el caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 14 de San Martín, a cargo de Vanesa Leggio, los familiares de las víctimas denunciaron que el acusado, Daniel Moronta, estuvo aprehendido a mediados del año pasado tras tres allanamientos realizados en sus locales y en su domicilio, pero luego fue liberado y actualmente permanece en libertad.

De acuerdo con un escrito de los familiares al que tuvo acceso Télam, Moronta fue denunciado por cinco jóvenes: tres de ellas se presentaron ante la Justicia en diciembre de 2019 y en febrero y marzo de este año y lo denunciaron por comercialización de imágenes de menores de edad con fines de abuso sexual, mientras que las dos restantes fue por abuso sexual.

Según las denuncias, el hombre tenía como modus operandis proponerle a sus víctimas realizar fotos para una agencia de publicidad y, para eso, las invitaba a su departamento, donde las obligaba a quedarse en ropa interior y luego abusaba de ellas.

Ante la demora en la realización de distintas medidas de prueba, amigos y conocidos de las jóvenes denunciantes se reunieron este mediodía frente a una de las peluquerías del sospechoso, ubicada en Avenida San Martín al 5900, para reclamar a la Justicia la detención del acusado.

Astrid, una amiga de una de las víctimas, explicó a los medios que decidieron manifestarse "para que la Justicia condene a este señor y para que los vecinos del barrio se enteren de a quién tienen al lado".

"No queremos que él siga trabajando de esta manera tan impune, subiendo fotos a sus redes sociales, cuando le arruinó la vida a un montón de chicas, decidimos que no nos vamos a callar y que lo vamos a seguir a donde sea, para que no esté tranquilo", agregó.

La joven dijo que "las chicas iban en total confianza a su departamento" cuando él les proponía realizar las fotos publicitarias, pero que "cuando se encontraban con la situación se sorprendían y se quedaban paralizadas".

"Las chicas están muy movilizadas y tristes, les dolió mucho poder hablar sobre los abusos y recién ahora pudieron abrir la boca, se sienten doblemente ultrajadas por la Justicia que no avanza", comentó. (Télam)