seguridad

Rechazan liberar a dos presuntos estafadores detenidos por falsas ventas de autos en Merlo

Por Agencia Télam

14-11-2020 12:45

Un juez de Garantías de Morón rechazó en las últimas horas liberar a dos detenidos acusados de integrar una banda que operaba con la modalidad de falsas ventas de autos usados de alta gama con estafas que llegarían a los 5 millones de pesos, en el partido bonaerense de Merlo, informaron hoy fuentes judiciales.

En tanto, los investigadores continuaban buscando a otros integrantes de "La banda de la quinta de Merlo", que hacían sus operaciones de estafas desde una quinta que funcionaba como una presunta agencia de ventas de autos de alta gama que estaban en exposición y luego una misma unidad eran vendidas a otros personas.

Los detenidos, identificados como Julián Navarro y Emmanuel Lo Giudice, seguirán con prisión preventiva acusados de "estafas reiteradas" por orden del juez Alejandro Horacio Lagos del Juzgado de Garantías 1 de Morón hasta un futuro juicio oral.

Mientras tanto, la fiscal Adriana Suarez Corripio de Morón, a cargo de la investigación, ordenó la detención de los prófugos Nicolás Ernesto Montiel, el presunto líder de la organización que estuvo detenido en la misma causa pero liberado a las pocas horas, Fernanda Melina Montiel y Arnaldo Goitía Da Cámara, todos mayores y antecedentes por "asociación ilícita y estafas".

Para la fiscalía, los involucrados cometieron al menos 78 estafas por una suma cercana a los 5 millones de pesos de recaudación.

La organización cometía las maniobras desde una casa quinta de la calle Constitución 720 de Merlo Centro, en el oeste del Gran Buenos Aires, donde captaban a las víctimas y obtenían señas de entre 20.000 a 40.000 pesos o de 60.000 mil pesos para iniciar la supuesta compra que nunca se concretaba.

La investigación se inició con la denuncia de un damnificado ante la Fiscal 3 de Morón, Valeria Courtade, que daba cuenta de una de las cerca de 40 estafas detectadas, que mediante la red social Facebook se habrían realizado desde la presunta concesionaria.

Las fuentes contaron a Télam que la banda, que estaría compuesta por unas 10 personas, reunía varios autos de alta gama y los ponía en el lugar como exposición de una falsa venta para que las víctimas lo vean y creyeran que se podía hacer la transacción con mucha facilidades.

Siempre usaban los nombres de grandes automotrices para tener credibilidad en sus maniobras y de esa forma engañar al comprador y que fácilmente haga el depósito de dinero para la adquisición de autos, lo que finalmente no ocurrió, agregaron los investigadores.

Uno de los denunciantes había dado por un auto Chevrolet Prisma de color blanco modelo 2018 una seña de 20.000 pesos vía transferencia bancaria, contó a Télam uno de los investigadores.

"La promesa de la entrega del auto estaba pactada para el 18 de agosto, pero nunca se efectuó y se realizó la denuncia en la justicia. Luego se fueron sumando otras víctimas que habían pasado por la misma modalidad de robo", indicó la fuente con acceso al expediente.

La quinta fue allanada por la comisaría primera de Merlo con orden del Juzgado de Garantías 1 de Morón, donde se detuvo a uno de los presuntos estafadores, identificado como Montiel, quien sería el encargado de mostrar las unidades, pero luego fue liberado.

En ese lugar se secuestró un Renault Prisma modelo 2018 de color blanco -que estaba estacionado para captar a clientes- así como diferentes documentos y elementos para la causa como computadoras y agendas de posibles falsos clientes.

"Los estafadores usaban los nombres de marcas reconocidas de automóviles y fábricas para ampararse en la estafa, con vendedores virtuales que iniciaban la venta y luego mandaban al presunto cliente al lugar para que vea la unidad que le gustaba y desde ahí comenzaba la estafa con entrega de una seña para la reserva", concluyó un jefe policial. (Télam)