seguridad

Prisión preventiva para una pareja acusada de matar a golpes a un hombre para robarle

Por Agencia Télam

22-05-2020 04:30

Una pareja fue imputada hoy en la ciudad de Rosario por el homicidio de un hombre de 65 años al que, luego de mantener relaciones sexuales, lo maniataron y mataron a golpes para luego robarle algunos objetos de su departamento, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Tania Natalí García y Sergio Omar Villegas, quienes habían sido detenidos el miércoles por la policía y fueron acusados en las últimas horas por ese homicidio y, también, por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno Nacional.

Durante una audiencia realizada por videoconferencia por la pandemia de coronavirus, el fiscal del caso, Adrián Spelta, pidió hoy la imputación de García y Villegas por el delito de "homicidio en ocasión de robo", el cual prevé en un futuro juicio oral una pena de hasta 25 años de prisión.

Según la acusación, la noche del 7 de febrero la pareja llegó hasta el departamento del noveno piso de un edificio ubicado en Maipú al 1400, en el centro de Rosario, tras pactar un encuentro con su ocupante, Máximo José Benítez.

“Arriban junto a él a su vivienda, mantienen relaciones y luego de ello lo maniatan con cables, lo golpean con elementos contundentes en su cuerpo y en la cabeza, que luego le produce el fallecimiento”, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Según la investigación del fiscal, luego de matarlo a golpes, la pareja robó del departamento un televisor color negro de 32 pulgadas, el celular de la víctima y otras pertenencias.

Mientras que a las 00.30 del 8 de febrero, García y Villegas se fueron del lugar del crimen en un Fiat Uno negro propiedad de la mujer, “conducido por una tercera persona aún no identificada”, explicó el fiscal.

La salida de las personas en el automóvil quedó registrada en una cámara de videovigilancia de la zona, precisaron voceros del caso.

La víctima fue encontrada muerta en el departamento por un hijo, quien dijo que su padre se había separado recientemente.

La pareja fue detenida el miércoles durante un control en Ovidio Lagos y Batlle y Ordóñez, al sur de Rosario, sin permiso para circular, por lo que también fue imputada por desobediencia al decreto que estableció la cuarentena por la pandemia de Covid-19.

El juez Pablo Pinto aceptó la acusación fiscal dictó prisión preventiva efectiva para ambos imputados hasta la realización del juicio, indicaron fuentes judiciales. (Télam)