seguridad

Prisión preventiva para Mica, acusada de drogar y robar a cinco hombres en CABA

Por Agencia Télam

05-08-2020 03:00

La Justicia dictó el procesamiento con prisión preventiva para una mujer apodada "Mica" que está acusada de haber cometido entre 2018 y 2020 cinco robos a hombres que sedujo y drogó para desvalijar sus viviendas y que fue detenida el mes pasado en una fiesta clandestina en Quilmes, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Sabrina Cynthia Novillo (36), quien, según el expediente, solía usar los alias de "Mica, Maru, Lorena y Camila".

La jueza Patricia Susana Guichandut, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 62, procesó a Novillo por el delito de "robo reiterado en calidad de coautora" respecto de cinco hechos sucedidos entre los días 2 y 3 de mayo de 2018; 27 y 28 de junio de 2018; 19 de octubre de 2019; 15 de marzo de 2020 y 25 de mayo de 2020.

Además, le trabó un embargo por 300.000 pesos sobre sus bienes y fue a la única acusada a la que le dictó la prisión preventiva, al evaluar que existen riesgos procesales, ya que luego de que se le imputaron los últimos hechos de 2020 y de que se le negara una eximición de prisión, no se presentó en el juzgado y quedó con una captura activa que se concretó el 19 de julio pasado cuando la detuvieron violando la cuarentena por el coronavirus en un fiesta en Quilmes.

Según las fuentes, en la misma resolución, la magistrada procesó, aunque sin prisión preventiva, a una amiga llamada Pamela Sosa por cuatro de los hechos y a su cuñada Karen Nieva por un solo robo, mientras que en el caso de su hermana, Macarena Novillo, a quien le imputaban un hecho, quedó con una falta de mérito.

La figura del "robo", que el artículo 164 del Código Penal castiga con prisión de entre un mes y seis años al que se apoderare de un bien con fuerza en las cosas o violencia en las personas, quedó supeditada al artículo 78 que indica que "queda comprendido en el concepto de 'violencia', el uso de medios hipnóticos o narcóticos".

Es que de acuerdo a lo que pudo reconstruir el juzgado de Guichandut, el modus operandi de Novillo y sus eventuales cómplices consistía en seducir en boliches o por redes sociales a hombres mayores, casi siempre empresarios y de buen nivel adquisitivo, para ir a sus viviendas y allí drogarlos para robarles dinero y todo tipo de artículos de valor.

El abogado Osvaldo Pisano, defensor de todas las imputadas en la causa, informó hoy a Télam que apelará el procesamiento dictado por la jueza ante la Cámara del Crimen y sobre los hechos que se les imputan, aseguró que "se han dicho muchas cosas que no son ciertas".

El último robo que se le atribuye a Novillo y a otra de las imputadas fue el 25 de mayo pasado y la víctima fue un empresario gastronómico de 52 años, a quien con los apodos de "Mica y Maru" las mujeres convencieron para que las invite a su departamento del barrio porteño de Recoleta.

Allí bebieron champán, donde drogaron a la víctima con unas gotas de benzodiacepina, un psicotrópico con efectos sedantes e hipnóticos, y le robaron 70.000 dólares en efectivo, relojes de alta gama, su teléfono iPhone 11 y un auto que usaron para escapar y luego abandonaron.

En otro de los hechos, ocurrido entre la noche del 19 y la madrugada del 20 de octubre de 2019, con los alias de "Mica" y "Martina" sedujeron a un empresario de la construcción de 48 años, en la barra del pub "Moby Dick" ubicado en la Costanera Norte de Palermo, lo convencieron en ir primero a su departamento de Belgrano y luego a su casa del country Nordelta, en el partido bonaerense de Tigre.

Allí lo sedaron, le sacaron las llaves del departamento donde habían estado primero y con el auto de la víctima, un BMW, volvieron a Belgrano, donde se robaron 70.000 dólares, 40.000 pesos y relojes de lujo.

En cuanto a los antecedentes judiciales de Novillo, tiene una condena a 3 años de prisión condicional por ocho robos dictada el 8 de febrero de 2019 por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de la Capital Federal y otra del TOC 7 por el mismo delito, a dos años y medio de prisión efectiva, del 28 de febrero de este año.

Uno de los hechos por los que Novillo fue condenada en 2019 fue el que tuvo como víctima al futbolista Walter Busse, ex mediocampista de Independiente y actualmente en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, a quien el 26 de abril de 2011 drogaron y le robaron en su departamento de Caballito una notebook, dos celulares, una cámara de fotos, un iPad, un televisor, su auto Mini Cooper y hasta su mascota, un perro de raza sharpei.

También estuvo imputada en una causa por secuestro extorsivo, pero el Tribunal Oral Federal 5 de San Martín, la absolvió. (Télam)