seguridad

Prisión preventiva para banda acusada de vender autos robados en cuatro provincias

Por Agencia Télam

28-12-2019 10:00

Un fiscal de Córdoba dictó la prisión preventiva de 35 imputados que habían sido detenidos en octubre tras noventa allanamientos realizados en cuatro provincias, en el marco de una causa que investiga a una banda que comercializaba vehículos y autopartes robados a gran escala, informaron fuentes judiciales.

La medida fue dispuesta por el fiscal de instrucción del Distrito III, Iván Rodríguez, e incluye al ex futbolista Alejandro “Tanque” Kenig (50), quien se encuentra preso desde julio por un delito similar en otro expediente.

La fiscalía les imputa a los detenidos el delito de asociación ilícita, seis de ellos en calidad de jefes y el resto como miembros de la organización delictiva.

Además, se ordenó la libertad de otros tres imputados quienes, no obstante, continúan vinculados a la causa, conocida como “Operación Leyendas”.

Los procedimientos para desbaratar a la banda se realizaron el 16 de octubre en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, San Luis y Santiago del Estero y contaron con la presencia de más de 850 efectivos de distintas fuerzas de seguridad nacionales y provinciales.

De la pesquisa, que se inició un año atrás, se desprendió que la banda se dedicaba no sólo al robo de autos sino también al comercio de autopartes, armas, cheques, y estafas a aseguradoras de autos, añadieron los informantes.

Por este motivo, se concretaron 38 detenciones, entre ellas las de los boxeadores Alejandro “La Garza” Funes (46) y Carlos Adán “El Malevo” Jerez (40) y la de Kenig.

“La Garza” Funes, nacido en Córdoba, debutó en 2003 en la categoría “superligero” y en 2008 había sido condenado a 12 años de prisión por un doble secuestro extorsivo.

Por su parte, “El Malevo” Jerez, oriundo de Tucumán, se encontraba en actividad tras debutar en el 2000 en la categoría “supermediano” y su último combate fue este año en la República Oriental del Uruguay.

“Tanque” Kenig, ya estaba preso en un penal de Santa Fe acusado de integrar una banda que robaba autos de alta gama en esa provincia y luego los cruzaba para venderlos en Bolivia con documentación falsa.

El ex futbolista, que jugó en Talleres de Córdoba, Platense y Atlético Tucumán, entre otros equipos, había sido detenido a fines de julio en un paso fronterizo entre Argentina y Chile, tras haberse dictado el pedido de captura internacional por parte de la justicia santafesina.

Finalmente, el 14 de agosto, el juez Pablo Busaniche le dictó la prisión preventiva por ser presunto partícipe de una asociación ilícita y por el robo calificado de un vehículo en la vía pública. (Télam)