seguridad

Presunto narco de Rosario acusó a jefe policial pedirle plata y sacarle la droga a vendedores

Por Agencia Télam

12-11-2020 05:00

Un joven acusado por narcotráfico en la ciudad de Rosario afirmó hoy en un juicio oral que un exjefe de Drogas de la policía provincia, que también está siendo juzgado en el mismo debate, les "pedía plata" y les "sacaba la droga” a otros vendedores que eran “marcados” por él.

En su segundo día de declaración, Ignacio Actis Caporale, alias “Nacho” u “Ojito”, apuntó contra el exjefe de Drogas de Villa Constitución y Venado Tuerto, comisario Alejandro Druetta, de ser quien dirigía la venta de estupefacientes de una organización criminal.

Druetta llegó a juicio acusado como presunto organizador de la venta de estupefacientes de la banda de “Ojito” y por realizar procedimientos antinarcóticos “positivos” que, presuntamente, estaban basados en datos que les suministraba Actis Caporale de sus competidores.

“Les pedían plata y les sacaban la droga. Eso era el pan de cada día, lo que habitualmente hacían”, dijo “Nacho” al declarar hoy, por segundo día consecutivo, ante el Tribunal Oral Federal 3 de Rosario.

“Después -siguió- tenían que hacer algún positivo para decir ‘estamos trabajando’”.

En el juicio oral están imputados por comercio de estupefacientes Actis Caporale, su padre Jorge, Leandro Cano, Daniel Illanes, Dante Pierani, Carlos Colombini, Román Palamedi, Cintia Legal y Pablo Kresta, como miembros de una banda conducida por “Ojito”.

Actis Caporale estuvo cuatro años prófugo luego de que un policía provincial le avisara que no regresara de unas vacaciones en Colombia porque le estaban allanando su domicilio, en septiembre de 2012.

En diciembre de 2016 fue detenido en el autódromo de la Ciudad de Buenos Aires cuando estaba a punto de iniciar una carrera automovilística bajo el seudónimo de “Alex Aqua”.

La causa por las drogas secuestradas en 2012 en su domicilio y los de los otros miembros de la banda fue elevada a juicio, pero Actis Caporale decidió acogerse a la figura del imputado arrepentido y se postergó.

Bajo esa condición declaró tres veces y dijo que no era él el jefe de la organización, sino que vendía drogas sintéticas para Druetta y otro policía de la ex Brigada de Drogas Peligrosas, Juan “Tiburón” Delmastro, a quienes además les “marcaban” otros vendedores para hacer “procedimientos positivos”.

Delmastro fue condenado en 2018 por complicidad con la narcobanda rosarina “Los Monos” en el juicio en lo que también recibieron altas penas los cabecillas de la organización.

A la causa que llegó a juicio se anexaron cinco expedientes en los que presuntamente los detenidos por Druetta y Delmastro fueron “marcados” por “Ojito” y su banda.

Actis Caporale brindó detalles hoy sobre uno de esos casos, en el que fue imputado en 2011 por comercio de estupefacientes un hombre llamado Gustavo Camelli.

Según la causa, el procedimiento se realizó en la vía pública en la localidad santafesina de Villa Constitución, cuando Camelli fue a adquirir droga de un proveedor, que era Alejandro Cano, de la banda de “Ojito”.

Los policías hicieron constar en el acta de procedimiento que vieron a dos personas en actitud sospechosa y los identificaron, una de las cuales tenía una caja que contenía drogas y la otra escapó corriendo.

“Camelli se percata de los agentes, entonces Leandro (Cano) como no llega a darle los paquetes de la venta fraguada, se los tira, y ahí aparece Druetta y lo detiene”, contó hoy Actis Caporale, sobre el presunto procedimiento arreglado.

Agregó que “otro policía lo corría a Cano y le decía ‘corré, corré más rápidoÂ’ porque se hacía el que lo corría pero en realidad no lo hacía”.

El propio Camelli dijo en su declaración indagatoria que “yo iba caminando y una persona iba al lado mío cuando de repente se presentan dos personas que dicen ser policías, ésta tira un paquete y se va corriendo. Ninguno de los efectivos lo salió a correr, me tiraron al piso y me pusieron el paquete al lado”.

Según Actis Caporale, ese tipo de operativos “a Druetta le venía bien porque era un positivo, si lo único que hacía era chorearse todo”.

También declaró que el policía, que era jefe de Drogas en Villa Constitución, lo llevó a él como proveedor de dos “kioscos” de estupefacientes que habría administrado en esa ciudad, (Télam)