seguridad

Piden elevar a juicio la causa por el femicidio de una adolescente de 15 años

Por Agencia Télam

02-08-2020 03:15

Un fiscal de La Matanza pidió someter a juicio oral a un joven de 19 años acusado del femicidio de su exnovia, de 15, quien en agosto de 2019 fue atacada a golpes y asfixiada en agosto pasado en una casa de la localidad bonaerense de Isidro Casanova, partido de La Matanza, informaron hoy fuentes judiciales.}

Como el imputado confesó, los peritajes psicológicos que avalan que comprendía la criminalidad de sus actos y los testimonios de allegados que dan cuenta que el joven no asumía el fin de la relación, el fiscal de Instrucción de Homicidios Dolosos de La Matanza Claudio Formaro consideró tener elementos suficientes para pedir que el caso vaya a juicio.

El requerimiento para juzgar a Luis Tobias Zuchelli por el homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género de Emilce Soledad Ayala -un delito que prevé prisión perpetua- fue realzado ante el juez de Garantías 2 de ese distrito, Agustín Gossn.

Durante la instrucción de la causa, el joven reconoció el ataque y dijo que lo cometió en medio de una discusión por "problemas de pareja", según consta en el requerimiento fiscal al que Télam tuvo acceso.

De acuerdo a los informes forenses, Ayala fue atacada a golpes de puño y con un palo de madera, tras lo cual la estrangularon manualmente.

También del expediente surgen las conclusiones de los peritos psiquiátricos que indican que el acusado era "consciente de su hacer" y estaba "en pleno uso de sus facultades mentales".

Durante la instrucción de la causa, los padres de la víctima declararon que Zuchelli comenzó a hostigar a su hija cuando ella decidió terminar la relación alrededor de un mes antes del crimen.

Los mismos padres contaron que cada vez que Emilce veía al ahora imputado esté "la hacía llorar" y que "en varias oportunidades le había levantado la mano", dijeron las fuentes.

De acuerdo a la pesquisa, la situación se agravó cuando el acusado supo que la adolescente estaba comenzando una relación con otro chico, con el que la misma tarde en que fue asesinada iba a encontrarse en una plaza de Isidro Casanova.

Según los dichos de Zuchelli tras ser detenido, la tarde del 29 de agosto de 2019, pasadas las 15, pasó a buscar a su exnovia por el colegio con intenciones de hablar y tratar de recomponer la relación.

Ambos fueron más tarde a la casa de la abuela del joven, donde él vivía; llegaron allí cerca de las 19 y se encerraron en una habitación en construcción que estaba en los fondos de la propiedad.

En esas circunstancias, el joven intentó durante varias horas sin éxito persuadir a Emilce para que regresara con él hasta que, según su propia confesión, cometió el ataque.

El su indagatoria, el joven "reconoce la existencia del hecho y su responsabilidad personal, colocándose como autor del mismo. Detalla el móvil que lo condujo a cometer el hecho (discusión por problemas de pareja), el medio utilizado (golpes de puño, la utilización de un palo y estrangulamiento) y pone en evidencia la violencia desplegada sobre una niña de 15 años, de pequeña contextura, lo cual indica de manera invariable e indiscutida el dolo homicida del mencionado", expresa el fiscal en su requerimiento.

"Asimismo -agrega-, su preciso relato pone en evidencia que el mismo se encontraba durante todo acto, consciente de su hacer y en pleno uso de sus facultades mentales".

Tras el femicidio, Zuchelli se retiró de la casa y, tras pasar por la de un familiar, llamó por teléfono a su abuela y le dijo "me mandé una macana con Emilce".

Por ese motivo, la mujer, que residía en la casa de adelante, fue hasta la habitación que ocupaba su nieto, adonde encontró el cuerpo de la adolescente semidesnudo en un colchón que había en el suelo.

La Policía llegó al lugar cerca de las 22 e inició las tarea de rigor habituales en una escena de asesinato, al tiempo que comenzó la búsqueda del sospechoso, quien ya no se encontraba allí.

Recién cerca de la 1.30 del 30 de agosto, el joven fue localizado y detenido cuando caminaba por colectora de ruta 3 y la calle Roma, con sentido a Cañuelas.

Durante la instrucción de la causa, el fiscal Fornaro obtuvo testimonios y elementos que daban cuenta de una relación de violencia psicológica entre los jóvenes.

Entre otras cosas, el fiscal refiere la existencia de un testigo que cuenta que Zuchelli tenía las claves de acceso a todas las redes sociales de Emilce, que enviaba mensajes a los contactos de ella, entre ellos a su padre, y que en algunas ocasiones la había amenazado por Whatsapp.

No obstante, las fuentes dijeron que no existían denuncias previas por violencia. (Télam)