seguridad

Perú, el piloto narco de la cocaína con sello de corona, involucrado en el crimen de un exconcejal

Por Agencia Télam

31-10-2020 02:30

El presunto narco peruano imputado como partícipe del crimen del exconcejal rosarino Eduardo Trasante enfrenta dos causas por venta de drogas, comerciaba unos 12 kilos mensuales en panes que llevaban un corona como sello de calidad y es considerado "el mayor abastecedor de cocaína de máxima pureza" de esta ciudad santafesina.

Si bien hasta hace poco tiempo era casi un desconocido, Julio Andrés Rodríguez Granthon (27), alias "Peruano" o "Perú", se convirtió en los últimos años en "un jugador importante de la distribución de cocaína en Rosario", dijo a Télam un investigador judicial que siguió sus pasos en las dos causas federales que enfrenta.

Hace diez días fue imputado como partícipe necesario del crimen de Trasante, cometido el 14 de julio último, ya que existen evidencias de que habría ordenado desde la cárcel donde está detenido comprar el auto usado por los asesinos.

Nacido el 23 de julio de 1993 en Bella Vista, Perú, hijo del matrimonio entre Francisco Rodríguez Villareal y Silvia Granthon, el "Peruano" completó la instrucción terciaria y es piloto civil de aviones.

Desde 2017 está detenido en la cárcel santafesina de Piñero por una causa por drogas, de menor cuantía, dijeron a esta agencia voceros judiciales.

Desde allí hizo crecer su negocio ilícito, según se desprende de una causa de 2019 -elevada hace poco tiempo a juicio oral- en la que está acusado de ser el organizador de una banda a la que le secuestraron 15 kilos de cocaína.

Los panes en los que estaba fraccionada la droga tenían grabada una corona, sello de máxima pureza del estupefaciente.

Una de las personas detenidas en noviembre de 2019 en los dos allanamientos con los 15 kilos de cocaína "tenía colocado un anillo dorado con el logo de una figura de una corona y otro plateado con la misma figura, detalle coincidente con el grabado en los ladrillos del material estupefaciente secuestrado", dice la causa.

Del mismo expediente se desprendió que, para comerciar cocaína, Rodríguez Granthon pagaría un "canon" por "uso del territorio" a la banda "Los Monos", a través de una mujer identificada como "Doña", vinculada sentimentalmente al primer jefe de la organización criminal del sur rosarino.

En la investigación elevada a juicio, llevada adelante por la fiscal federal Adriana Saccone, existe una escucha en la que "Perú" señaló "en relación a la cantidad de kilos de cocaína que distribuirían" que se trataba de un "promedio de doce por semana, catorce".

Para el concejal rosarino de Ciudad Futura, partido en el que militaba el asesinado Trasante, Rodríguez Granthon es "el mayor abastecedor de cocaína de máxima pureza de la ciudad".

Los fiscales provinciales Gastón Ávila y Matías Edery acusaron hace diez días a Rodríguez Granthon de ser quien desde el pabellón 9 de la cárcel de Piñero realizó las gestiones para conseguir el vehículo utilizado en el crimen de Trasante, asesinado de dos tiros en su vivienda delante de su pareja.

Además, endilgaron a dos jóvenes, Alejo Leiva (21) y Facundo Sebastián López (22), haber recibido directivas o pedidos de Rodríguez Granthon y de otro detenido, un hombre ligado a "Los Monos" llamado Elías Zenón, para adquirir el Peugeot 308 blanco empleado en el crimen.

De acuerdo a la acusación, "Rodríguez Granthon realizó las gestiones para conseguir el vehículo" y para ello "se comunicó con mensaje de voz con Brian Nahuel 'Buba' Álvarez para solicitarle el vehículo".

Álvarez ya fue imputado en el caso como partícipe por ser quien compró el Peugeot por 20.000 pesos a un joven que lo había robado un día antes.

En el mismo audio, Rodríguez Granthon "le manifestó que se lo entregue a una persona de su confianza que se iba a comunicar con él y que después le iba a pagar".

Para los fiscales, "Facundo López, siguiendo las indicaciones de Rodríguez Granthon y en base a la información que le proporcionó a este último Isaías Zenón, se comunicó en nombre de Rodríguez el 11 de julio con Brian Álvarez, con el objetivo de que este le entregara el Peugeot".

Si bien aún no existe evidencia en ese sentido, los investigadores creen que "Perú" podría ser el ideólogo del asesinato de Trasante, un pastor evangelista que ganó notoriedad pública en 2012 al exigir justicia por el asesinato de su hijo, una de las víctimas del Triple Crimen de Villa Moreno. (Télam)