seguridad

Pedirán la prisión preventiva de los tres detenidos por el abuso sexual en un camping de Miramar

Por Agencia Télam

28-01-2019 05:45

La fiscal que investiga el abuso sexual de una adolescente de 14 años en un camping de la localidad balnearia de Miramar pedirá el próximo miércoles la prisión preventiva de los tres jóvenes detenidos por el caso, mientras aguarda los resultados de los cotejos de ADN, informaron hoy fuentes judiciales.

Florencia Salas, a cargo de la causa penal por el hecho denunciado en Año Nuevo, solicitará esta medida al juez de Garantías de Mar del Plata, Saúl Errandonea, el mismo día en que vence el plazo para hacerlo.

La fiscal pedirá la prisión preventiva para Lucas Pitman (21), Tomás Jaime (23) y Juan Cruz Villalba (23), quienes se encuentran detenidos en la Unidad Penal 44 de Batán, acusados de ser coautores del delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado".

Por el hecho también están imputados Roberto Costa (21) y Emanuel Díaz (23), quienes quedaron en libertad la última semana.

Salas pidió la excarcelación de ambos tras un reconocimiento fotográfico en Cámara Gesell, en el que la víctima no pudo confirmar que ellos estuvieron presentes en el hecho.

Por otra parte, fuentes de la investigación señalaron a Télam que aun está pendiente la definición de una fecha para la realización del cotejo del ADN de los cinco imputados con el material genético hallado en la ropa y el cuerpo de menor.

La fiscalía había enviado esas muestras a la Asesoría Pericial de La Plata para el peritaje, pero en esa dependencia informaron que no podían ser realizadas antes de abril.

Ante esta demora, y tras la intervención de la Fiscalía General de Mar del Plata, se dispuso que el cotejo sea realizado en la provincia de La Pampa, lo que podría ocurrir en los últimos días de febrero o a principios de marzo, mientras que las pericias toxicológicas, también pendientes, se realizarán en las próximas semanas, en Vicente López.

En tanto, los investigadores intentarán determinar si fue borrado parte del contenido de uno de los cuatro teléfonos celulares secuestrados a los imputados tras la denuncia del hecho.

Una fuente de la causa explicó que "un teléfono no tiene ninguna foto, ni mensaje, ni video del 31 de diciembre y el 1 de enero, ni un saludo por Año Nuevo en Whatsapp", por lo que la fiscal sospecha que puede haberse eliminado información en las horas posteriores a la denuncia.

En cuanto a los otros tres dispositivos analizados por el Cuerpo de Ayudantía Técnica a la Instrucción marplatense, las fuentes del caso informaron que "no hay nada que sirva como prueba". (Télam)