seguridad

Para la fiscalía, la mujer asesinada a mazazos fue víctima de un sufrimiento extraordinario

Por Agencia Télam

17-01-2019 06:15

El fiscal que investiga el femicidio de Danisa Canale, asesinada de diez mazazos en la cabeza en la ciudad santafesina de Gálvez, acusó hoy al marido de la víctima, detenido por el caso, de haberle producido a la mujer "un sufrimiento extraordinario" por el modo empleado para consumar el crimen, informaron fuentes judiciales.

En base a ese criterio, el fiscal de Santa Fe Jorge Nessier incluyó en la acusación de Jorge Egidio Trossero (50) el agravante del "ensañamiento".

Fuentes judiciales informaron a Télam que durante la audiencia de imputación realizada esta mañana en los tribunales santafesinos, Nessier sostuvo ante el juez José Luis García Troiano que en el caso de Canale (39) "se produjo no solo la muerte sino un sufrimiento extraordinario".

Es que, de acuerdo a los resultados de la autopsia, la mujer recibió al menos diez mazazos en la cabeza y el rostro, lo que le provocó la pérdida del 90 por ciento de la masa encefálica.

Según las fuentes, el juez hizo lugar al pedido del fiscal de imputar formalmente a Trossero del delito de homicidio triplemente agravado por el vínculo -víctima y acusado eran cónyuges-, ensañamiento y por producirse "en un contexto de violencia de género".

En la audiencia, el sospechoso se negó a declarar y cuando el magistrado le preguntó si comprendía la acusación del fiscal también se mantuvo en silencio.

En esas circunstancias, el defensor público se acercó a él y tras de hablarle al oído el acusado realizó un gesto afirmativo con su cabeza.

Luego, el defensor solicitó al magistrado que Trossero sea sometido a un nuevo examen psicológico por parte de la Junta Especial de Salud Mental, lo que le fue aceptado.

Para el fiscal, los dos estudios que ya se le practicaron permiten establecer que "es imputable" ya que "está ubicado en tiempo y lugar" y tiene "plena conciencia de sus actos y sus dichos".

En ese sentido, Nessier detalló que Trossero tuvo un cuadro de depresión que hace cuatro años lo llevó a estar internado en un instituto psiquiátrico de Rosario y que, además, lleva adelante un tratamiento con medicamentos por ese mismo diagnóstico.

Por su parte, el juez García Troiano resolvió que Trossero continúe detenido hasta el sábado, cuando se celebrará una audiencia para determinar si queda bajo prisión preventiva o mediante otra modalidad alternativa mientras se extiende el proceso.

"No tenemos testigos del hecho ni de los momentos precedentes a este desenlace, por lo que las motivaciones en sí no las conocemos", indicó el fiscal, quien sí dijo contar con testimonios que probarían que hubo violencia de género.

"Es lo que vamos a tratar de demostrar en la audiencia de prisión preventiva, donde vamos a mencionar cuáles son los elementos que en cada caso se corresponden con las imputaciones que realizamos", detalló en una conferencia de prensa una vez finalizada la audiencia judicial.

Por otra parte, Ludmila Canale, hermana de la víctima, dijo esta tarde que su cuñado "era re buen tipo" y "no mataba una mosca", por lo que no puede "entender qué fue lo que pasó".

El crimen de Canale ocurrió el martes alrededor de las 16.50, en una casa situada en Liniers 957, en la localidad de Gálvez, unos 135 kilómetros al norte de Rosario.

En dicho inmueble el matrimonio convivía y en el frente del mismo también atendían una verdulería.

Según la investigación, el marido la golpeó en reiteradas oportunidades con un maza del albañilería en la cabeza, tras lo cual, llamó a la central telefónica policial y dijo: "Vengan a buscarme porque maté a mi mujer."

Canale fue atendida en un centro de salud de Gálvez y una vez estabilizada la trasladaron al hospital José María Cullen de la capital santafesina, donde murió a las 19.20, como consecuencia de las heridas sufridas. (Télam)